(CNN Español) - El gobernador de Puerto Rico, Ricardo A. Roselló, ordenó esta lunes que se revise la cifra de las personas que fallecieron en relación con el huracán María, directa o indirectamente.

MIRA: Gobierno de Puerto Rico aún no logra restaurar todo el sistema eléctrico

Así lo anunció en un comunicado en el que dijo que quería llegar a una cifra precisa para identificar formas de prevenir las muertes en un futuro.

"Siempre esperamos que el número de muertes relacionadas con el huracán aumentara a medida que recibíamos información de hecho –no rumores– y esta revisión asegurará de que estamos contando a todos", afirmó el gobernador.

MIRA: Carmen Yulín se encuentra con Trump en Los Simpsons

En el comunicado también explicó que pidió que se creara un panel de expertos para analizar los servicios de verificación para mejorarlos en un futuro.

"Esto es más que un asunto de cifras, estas son vidas: personas reales que dejan atrás a sus seres amados y sus familias. El gobierno debe trabajar con sensibilidad y certeza en el proceso de certificar las muertes en relación con el huracán", finaliza.

Una habitante del suburbio Guaynabo de San Juan, en Puerto Rico, revisa los destrozos producidos por el huracán María, que tocó tierra el 20 de septiembre en la isla. (Crédito: Alex Wroblewski/Getty Images).

Actualmente la cifra de muertos es de 64, pero una investigación a profundidad de CNN reveló que ese número puede ser mayor.

Políticos, académicos y medios de comunicación, incluido CNN, han planteado preguntas sobre la exactitud del número de víctimas oficiales del huracán María en Puerto Rico. Se espera que un ciclón tan poderoso como María mate a cientos de personas, no docenas, dijo John Mutter, un profesor de la Universidad de Columbia, que revisó las muertes después del huracán Katrina. La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, le dijo a Jake Tapper de CNN, el 3 de noviembre, que ella pensaba que el número de víctimas podría ser de 500.

El Gobierno puertorriqueño respondió a esa estimación:

"Para apoyar su declaración, [Cruz] necesita presentar la evidencia", dijo Héctor M. Pesquera, secretario del Departamento de Seguridad Pública, en un comunicado. "Si no está dispuesta a hacerlo, es un comentario irresponsable. El Gobierno de Puerto Rico certifica el recuento de muertes basándose en información factual en concierto con todos los componentes involucrados en el proceso. "

Para verificar la exactitud de las cifras del Gobierno puertorriqueño, llamamos a casi todas las funerarias de Puerto Rico. Los directores de funerarias están al frente de esta crisis: cuentan a los muertos y hablan con las familias sobre las circunstancias. Fue a través de un director de funeraria, por ejemplo, que nos enteramos de la muerte de Vidal y otros.

Algunas funerarias no respondieron nuestras llamadas, y varias se negaron a proporcionar datos. CNN pudo recoger respuestas de 112 de las funerarias de la isla. Eso es aproximadamente la mitad del número total en Puerto Rico, según Eduardo Cardona, director de la Asociación de Directores de Funerarias de Puerto Rico. (El Departamento de Salud de Puerto Rico dijo que no pudo proporcionarnos una lista completa de todas las funerarias en la isla, diciendo que los sistemas informáticos que contienen esos documentos permanecen inactivos debido a la tormenta).

Esas funerarias identificaron 499 muertes en el mes posterior al ciclón, del 20 de septiembre al 19 de octubre, que según ellos estuvieron relacionadas con el huracán María y sus secuelas. Eso es nueve veces el número de víctimas oficial. Y nuevamente, representa casi la mitad de las funerarias.

Les pedimos a los directores de funerarias que consultaran sus registros antes de proporcionar estas estimaciones. Sí, son subjetivos. Todas las muertes oficiales por huracanes en Puerto Rico deben ser certificadas por la Oficina de Ciencias Forenses en San Juan, la capital. Los directores de funerarias no son patólogos entrenados, y no realizan autopsias y otras pruebas. Sin embargo, sí hablan con los miembros de la familia y revisan los certificados y los certificados de defunción.

Hablar con las funerarias probablemente subestima el número de muertes por huracanes, dijo Eric Klinenberg, director del Instituto para el Conocimiento Público de la Universidad de Nueva York, quien escribió un libro que se ocupa de los problemas con el número de muertos tras una ola de calor de 1995 en Chicago.

"Los casos donde llevas el cuerpo a la funeraria casi siempre subestiman la mortalidad real", dijo. "Siempre hay una cantidad importante de cadáveres que no se procesan a través de las funerarias". Lo que eso me dice es que hay muchos más casos que reportar, y es probable que ese número vuelva a aumentar".

La forma más objetiva de calcular el número de muertes por huracanes, dijo, es observar cuántas personas murieron en un mes normal en Puerto Rico, y luego compararlo con el número de muertes durante el mes del huracán. Según esa medida, 472 personas más murieron en septiembre de 2017 que en septiembre de 2016, según el Registro Demográfico de Puerto Rico.

El Gobierno puertorriqueño afirma que su recuento es preciso, basado en la información objetiva que ha recibido hasta la fecha. Los informes de funerarias y familias son simplemente "rumores", dijo Mónica Menéndez, subdirectora de la Oficina de Ciencias Forenses, que examina las muertes para determinar si están relacionadas con huracanes.

"No hay razón para que ocultemos números", dijo.

"Trabajamos con lo que hemos recibido y lo hemos analizado. Y mi personal trabaja duro para hacer esto ... Nos duele escuchar que la gente piensa que podríamos estar jugando con los números", afirma.

Con información de John Sutter, Leyla Santiago y Khushbu Shah