(CNN) - El primer ministro de España Mariano Rajoy desechó este viernes el llamado del expresidente catalán Carles Puigdemont a una reunión, un día después de que las elecciones regionales le dieran a los partidos proindependencia la mayoría en el Parlamento catalán.

Rajoy sigue bajo presión después del voto del jueves que dejó claro que no hay una manera fácil de salir de la peor crisis política de España en décadas.

El expresidente catalán dijo que buscaba una reunión “incondicional” con Rajoy en Europa, pero no en España.

“Yo pediría una reunión incondicional. No creo que podamos negociar aún”, dijo Puigdemont en una conferencia de prensa en Bruselas, donde ha estado en exilio autoimpuesto desde que las autoridades españolas ordenaran su arresto.

Cuando se le preguntó por la oferta de Puigdemont, Rajoy la hizo a un lado, diciendo que en cambio debía reunirse con Inés Arrimadas, líder del partido antiindependentista Ciudadanos, que ganó la mayoría de los escaños.

Ciudadanos quedó en primer lugar en la elección del jueves. Sin embargo, sus 37 asientos en el Parlamento no son suficientes para formar un gobierno de mayoría.

En un golpe a Madrid, los resultados provisionales mostraron que los tres partidos separatistas se llevaron 70 asientos. Ellos necesitan 68 para mantener el control en el Parlamento de 135 escaños. Entre ellos, se llevaron el 48% del voto popular.

Sigue los últimos desarrollos de esta historia en el minuto a minuto a continuación: