(CNNMoney) - Un viaje al salón de belleza puede destruirte los nervios: ¿cuánto quieres cortarte el pelo? ¿Es ese el color que realmente quieres?

El gigante alemán de bienes de consumo Henkel te dejará muy pronto previsualizar looks en realidad aumentada para aliviar el estrés. También ofrece un análisis a profundidad de la salud del cabello y personalizará champús basándose en esos resultados.

Henkel, que es propietario de la marca Schwarzkopf Professional, planea ofrecer esta experiencia en algunos salones de belleza en Estados Unidos y Europa este año. La compañía está probando esta tecnología de previsualización en el CES 2018, en Las Vegas, esta semana.

Fundada en 1976, Henkel —que también está detrás de marcas como el jabón Dial y el detergente para lavadora Purex— reportó ventas de 18.700 millones de euros (unos 22.300 millones de dólares) el año pasado. Sus productos de cuidado para el cabello están en decenas de miles de salones de belleza en todo el mundo.

La experiencia del salón empieza con una evaluación personalizada de la salud de tu cabello usando un dispositivo de alta tecnología equipado con sensores infrarrojos. El dispositivo de mano —llamado SalonLab Analyzer— analiza las profundas condiciones del pelo, el nivel de humedad y su “verdadero color”.

Las lecturas del dispositivo son analizadas por un algoritmo patentado desarrollado por los científicos de Henkel. Este usa modelos digitalizados de pelo basado en miles de mediciones de referencia.

El salón futurista de Henkel.

Durante una demostración, la máquina midió mis raíces y puntas y determinó que mi pelo necesita más humedad.

La lectura fue procesada por un algoritmo y combinada con la propia evaluación de un peluquero. Un estilista vio la información de mi cabello en una aplicación de iPad y me hizo una consulta de color usando realidad aumentada.

La realidad aumentada, que muestra objetos digitales en el mundo real, te permite previsualizar los diferentes colores de pelo y ver cómo lucirías antes de que lo cambies.

Pude ver cómo luciría mi pelo, que usualmente es rubio, con tonos rojos y cafés. Los tonos eran realistas. Incluso pude pasar mis dedos por mi pelo y mover la cabeza y el color seguía intacto. La parte más sorprendente es que no parecía una caricatura o como si estuviera usando una peluca.

“Queremos quitar las conjeturas del proceso de trabajo del peluquero”, le dijo CNNTech Nils Daecke, jefe de Mercadeo Digital de Henkel Beauty Care. “No queremos algo que le quite su experiencia o el proceso mágico de la consulta. Sino [estamos proporcionando] algo que realmente mejore el proceso y los distinga de otros peluqueros que no tengan el servicio”.

La máquina SalonLab Customizer de la compañía también creó un champú personalizado basado en la información de salud de mi cabello. Esta ofrece 128 diferentes combinaciones de champú y eventualmente ofrecerá también acondicionadores personalizados.

Mi champú personalizado fue hecho en unos 30 segundos aproximadamente. Llegó con mis iniciales en la etiqueta y un código de barras en caso de que quisiera ordenarlo de nuevo a través de internet.

Los salones de belleza determinarán los precios individualmente por estos servicios.

Esta no es la primera vez que marcas de belleza usan realidad aumentada. L’Oréal tiene una aplicación llamada MakeupGenius que te permite probar cosméticos como sombras y labiales virtualmente. Sephora tiene una aplicación similar llamada Virtual Artist.

Pero Henkel dijo que es el primero en poner en la realidad aumentada un analizador de cabello y champús personalizados en el espacio profesional para el cuidado del cabello.

“Queremos ser los primeros en irrumpir en la industria del cuidado del cabello”, dice Deacke. “También estamos dispuestos a irrumpirnos a nosotros mismos y cambiar la manera en la que creamos productos”.