(CNN Español) - Héctor Timerman, excanciller de Argentina durante el gobierno de Cristina Kirchner, volvió a ser noticia luego de que fuera impedido de viajar a Nueva York, Estados Unidos. Este país le revocó la visa, requisito clave de ingreso, debido a que el político tenía prisión preventiva en Argentina, por el juicio que tiene pendiente por el supuesto encubrimiento de iraníes prófugos del atentado a la AMIA.

Horas después, el juez federal Sergio Torres decidió excarcelar al Timerman por motivos "humanitarios". Ello se dio luego de que su abogada Graciana Peñafort, anunciara que presentaría una solicitud al respecto. Esto permitiría que se le restablezca la visa a Estados Unidos a Timerman y que pueda viajar a continuar con su tratamiento contra el cáncer que padece.

A continuación, cinco datos para entender la situación de Héctor Timerman.

Héctor Timerman, en una foto de archivo de 2015. (Créditos: YAMIL LAGE/AFP/Getty Images)

El diplomático y Nueva York

Héctor Timerman nació en Buenos Aires, Argentina, el 16 de diciembre de 1953. Actualmente tiene 64 años. Su padre, el periodista Jacobo Timerman, fue secuestrado y torturado por la dictadura de su país en 1977, hasta que fue liberado y expulsado de Argentina dos años después.

Vivió en Nueva York, ciudad en la que se exilió en 1978, donde estudió una maestría en Asuntos Internacionales en la Universidad de Columbia y en la que residió hasta 1984. En ese periodo de tiempo participó en distintas organizaciones de derechos humanos.

Héctor Timerman fue cofundador de la organización Human Rights Watch (1981-1989) y director del Fund for Free Expression, en Londres (1983-1989).

En julio de 2004 fue designado cónsul general de la Argentina en Nueva York. En diciembre de 2007 pasó a ser embajador de Argentina en Estados Unidos y, en 2010, volvió a Buenos Aires para ser canciller en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, hasta el 2015. Medios argentinos lo califican de "ultrakirchnerista".

Atentado AMIA

La sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ubicada en Buenos Aires, sufrió un atentado el 18 de julio de 1994. Una fuerte explosión dejó en ruinas el local, afectó a más de 1000 viviendas a la redonda, acabó con la vida de 85 personas y dejó gravemente heridas a más de 300.

El hecho es considerado el peor atentado terrorista en la sociedad argentina. Un informe de inteligencia determinó en 2003 que el conductor del coche bomba era un libanés llamado Ibrahim Berro. En 2006, el juez Rodolfo Canicoba y el fiscal Alberto Nisman exigieron la detención de ocho funcionarios iraníes. El expresideente iraní Alí Rafsajani, el embajador Hadi Soleinmanpur y el imán Moshen Rabani eran parte de la lista.

El documento iraní

En diciembre de 2017 se conoció una carta en que el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, detallaba cómo en 2013 hubo un supuesto acuerdo entre los gobiernos de Irán y Argentina para presuntamente encubrir a los presuntos culpables del atentado contra la AMIA.

Según la misiva, los cancilleres de Irán y Argentina en ese entonces, Ali Akbar Salehi y Timerman, respectivamente, enviaron una solicitud a Interpol para que se ponga “fin a las obligaciones de esta institución con respecto a la causa AMIA”.

Este documento fue incluido a la denuncia formal contra Héctor Timerman y otros exmiembros del gabinete de Cristina Fernández de Kirchner, por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA y por traición a la patria. Por este caso se dicta prisión domiciliaria contra Timerman el pasado 7 de diciembre.

El juez Bonadio

Para Claudio Bonadio, juez federal a cargo del caso AMIA, es una total certeza que Héctor Timerman, además de la expresidenta Cristina Fernández y el exsecretario legal y técnico Carlos Zannini, "traicionaron a la Nación argentina".

Bonadio tomó el caso luego de la muerte del juez Arturo Nisman. Su fallo refleja lo seguro que está en la culpabilidad de Fernández, Zannini y Timerman.

El letrado asegura que está comprobada "la existencia de una maniobra delictiva que tenía como finalidad normalizar las relaciones con la República Islámica de Irán, a costo de provocar la impunidad de los ciudadanos de nacionalidad iraní", buscados por el atentado a la AMIA.

La versión pública de Timerman

En un repaso por sus declaraciones sobre el caso AMIA cuando era canciller, Timerman siempre abogó por identificar a los culpables del atentado. "El gobierno (argentino) coincide con Israel en que los autores del atentado deben ser llevados ante la Justicia", declaró en marzo de 2015, cuando aún era ministro de Relaciones Exteriores.

En otras declaraciones, de su época de canciller, Timerman reitera su postura y va más allá, al asegurar que "el responsable de que haya o no gente enjuiciada, culpable, son los jueves y no el Poder Ejecutivo. "Cristina Fernández de Kirchner es la única presidente que ha tenido un compromiso militante con las causas de los atentados", agregó entonces.

En una entrevista reciente al diario Página/12, Timerman aseguró que esta acusación le afecta el doble por su origen judío. "Es muy doloroso. Me golpea doblemente por ser judío. Me hace volver a la infancia, cuando nos apretaban con la pregunta si éramos leales a la Argentina o a Israel", declaró. "A los judíos nos acusan de doble lealtad, ubicándonos como si fuéramos argentinos de segunda categoría", dijo en otro pasaje de na entrevista.