(CNN) - La señalización no es necesariamente lo primero que te viene a la mente cuando piensas en Barcelona, España, pero parece que todos nos lo estamos perdiendo.

La diseñadora gráfica Louise Lili celebra unas de las señalizaciones modernistas y art déco más importantes en su libro Gràfica de les Rambles, con resultados impresionantes. Allí presenta una compilación de cerca de 400 imágenes de señalización en vitrales, mosaicos, cantería tallada y hierro forjado en hoteles, restaurantes, farmacias e incluso grandes almacenes.

Fili ha fotografiado señalización durante 30 años, pero dice, hay algo increíblemente especial en la de la capital catalana.

“Lo que es magnífico en Barcelona es la arquitectura, que es lo primero que impresiona a cualquier visitante aquí, pero yo siento que la señalización aquí es igualmente fascinante y única”, dice ella.

Después de producir libros similares en Italia y París, Fili se radicó en Barcelona como destino para su próximo proyecto, cuando se cruzó con un artículo de prensa que discutía cómo las tiendas históricas estaban siendo forzadas a cerrar por el aumento en la renta en la ciudad.

“Realmente tuve un sentido de la urgencia de fotografiar esa señalización antes de que desapareciera completamente”, agrega.

Un acto de desesperación

Este letrero art déco de la tienda de chocolates Escribà fue removida poco antes de que Fili lo fotografiara.

“Había empezado a notar [al tomar fotografías para libros anteriores] que cuando volvía a tomar fotografías, quedaban menos y menos de estos letreros”, dice. “Cuando me crucé con ese artículo, pensé en que tenía que volver allá [Barcelona] antes de que fuera demasiado tarde”.

Después de salir con una cámara, un poste telescópico y un mapa en la mano, el primer cartel en su lista era el de un estudio fotográfico llamado Fotos López, que únicamente había visto en fotos. Pero Fili quedó consternada al descubrir que este había desaparecido poco antes de que ella llegara.

Ella expresó su desilusión en una entrevista con un periódico y después recibió un correo electrónico del nieto del fundador de Fotos López, en el que le ofrecía volver a poner el letrero temporalmente.

“Volví casi un mes después y toda la familia salió a este evento y volvieron a poner el cartel”, cuenta Fili.

Gràfica de les Rambles, incluye una fotografía de la familia López parada junto al letrero y el libro dedicado a ellos.

Desafortunadamente es uno de los muchos que ya no se exhiben. Fili admite que varios de los letreros que fotografió para su libro han desaparecido desde entonces.

“Es muy triste”, lamenta.

Sin embargo se están haciendo algunos intentos por preservar alguna de la señalización modernista de la ciudad, en la que se enfoca el primer capítulo de Gráfica de les Rambles.

Intentos de preservación

Se están haciendo esfuerzos para preservar algunos letreros modernistas de la ciudad. (Crédito: JOSEP LAGO/AFP/Getty Images)

En 2015, a 228 almacenes históricos de la ciudad, incluyendo una tienda de velas, un café y una tienda de herbolarios se les otorgó un estatus especial de preservación en una reforma para proteger la herencia catalana.

“Muchas de esas tiendas están ahora protegidas, así que la señalización tendrá que permanecer, algo que es maravilloso”, dice ella. “Parece que a cada farmacia a la que vas en Barcelona tiene un hermoso letrero modernista, ya sea en mosaicos o vitrales. Esa señalización debe ser preservada, eso espero”.

Gráfica de les Rambles también le hace honor a la arquitectura art nouveau del Eixample, el área entre la ciudad vieja de Barcelona y lo que alguna vez rodeó los pequeños pueblos.

El orgullo de Barcelona

Fili pasó varias semanas viajando por todo Barcelona (aquí en la foto) y fotografíando esos letreros. (Crédito: David Ramos/Getty Images)

Fili dice que quedó impresionada por el afecto que los barceloneses le tienen a su señalización.

“Cuando hice el libro italiano sobre señalización (Grafica della Strada: The Signs of Italy), todas las críticas decían ‘Vaya, pasamos por esta señalización todos los días y una estadounidense vino aquí para hacernos apreciarlo’”.

Pero en Barcelona, dice ella, tienen un gran aprecio por esto: “Los barceloneses están muy orgullosos de su señalización, así como lo están de la arquitectura de Antoni Gaudí”.

Aunque Lili no está segura de qué destino elegirá para su próximo proyecto de señalización, ella es consciente de que el tiempo está corriendo.

“París y Barcelona eran elecciones obvias, pero muchas personas me han dicho que vaya a Oporto o Lisboa ahora”, agrega. “Sea lo que sea que haga, tengo que hacerlo rápidamente. Porque ninguna ciudad, sin importar cuánto ame su señalización, va a aferrarse a ella”.

“Es algo desafortunado, pero están desapareciendo. Y no es que todos esos letreros vayan a ir a un museo. Ellos están ahí para verlos y fotografiarlos y luego se van”.

Gràfica de les Rambles: The Signs of Barcelona está disposable en Princeton Architectural Press.