Baguettes en una panadería de París. (PHILIPPE LOPEZ/AFP/Getty Images)

(CNN) - El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que quiere que la tradicional baguette sea considera como tesoro mundial de la UNESCO.

En una entrevista el viernes con la radio Europe 1, Macron dijo que "la baguette es envidiada en el mundo entero".

LEE: ¿Son estos los 50 mejores alimentos del mundo?

"Necesitamos preservar su excelencia y forma de preparación. Eso es por lo que necesita ser (clasificada) como patrimonio", dijo.

La UNESCO ha designado ciertos alimentos y cocinas del mundo dentro de su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial. La tradicional cocina japonesa "washoku", la cultura cervecera de Bélgica o la forma coreana de preparar el kimchi son solo algunos ejemplos incluidos en la lista.

Macron relacionó la propuesta con el exitoso intento del año pasado de incluir en la lista a la pizza napolitana.

"Sé que nuestros panaderos vieron que los napolitanos lograron que la pizza (fuera clasificada) como (parte del) patrimonio mundial, y dijeron: '¿Por qué no la baguette?' Y están en lo correcto", dijo.

El presidente dijo que la baguette es parte de "la vida diaria de los franceses, en la mañana, al mediodía y por la noche. No es una cuestión de creencias; todos lo tienen".

La baguette, dijo, "ha sido parte de la humanidad desde su origen".

La cocina francesa ya integra la lista de la UNESCO desde 2010.