(CNN) - Cuando las autoridades llegaron el domingo por la noche a una casa en el pueblo de Perris en California, encontraron una familia con 13 niños, la mayoría de ellos famélicos y sorprendentemente flacos.

También encontraron dos perras. Bien alimentadas, en buena forma, aparentemente bien entrenadas.

Los padres, David y Louise Turpin, fueron arrestados y enfrentan decenas de cargos cada uno que incluyen tortura de sus hijos. Los Turpin se declararon inocentes de todos los cargos.

Los hijos, siete adultos y seis niños, están en el hospital, recuperándose de años de presuntos abusos y negligencia.

Las perras están en un refugio y las autoridades planean encontrar un nuevo hogar para ellas juntas.

"Están en buenas condiciones, muy activas y amistosas", dijo el vocero de la ciudad de Perris, Joseph Vargo, sobre las dos perras, mezclas de perro maltés, de un año de edad.

Las perras tendrán un nuevo hogar el 5 de febrero cuando se anuncie a los ganadores de un sorteo, abierto solo a los residentes de la zona.

Los residentes de la ciudad deberán presentar su solicitud la próxima semana y estar preparados para que les revisen sus hogares.

Vargo dijo que las perras, una negra llamado Fluffy y una blanca sin nombre conocido, ladran y agitan sus colas cuando se encuentran con personas y se ven muy felices.

Las perras recibirán sus vacunas y serán esterilizados antes de ser adoptados.

Las autoridades han acusado a la pareja Turpin, cuyos hijos tienen entre 2 y 29 años, de golpear, asfixiar y atar a la mayoría de los niños como castigo. Los fiscales no han dicho que el niño de 2 años haya sido torturado. Al parecer, los padres privaron a los niños de agua y los alimentaron con pequeñas porciones de comida en un horario estricto.

El hijo de 29 años pesa solo 37 kilos, dijeron los fiscales, y los otros niños son tan delgados que todos parecen más jóvenes que su edad real, dijeron las autoridades.

Los padres se declararon inocentes de 37 cargos. David Turpin también se declaró inocente de un cargo de conducta lasciva con un menor.