(CNN Español) – Una fuente con conocimiento de la investigación sobre la acción policial y militar que concluyó con la muerte del expolicía Óscar Pérez, y quien ha visto todas las actas de defunción, le aseguró a CNN que seis de los siete cuerpos que se encuentran en la morgue en Caracas presentan impacto de bala en la cabeza. El séptimo cadáver, que sería el de la mujer, también tiene un impacto de bala, pero en las vértebras.

CNN vio las actas de defunción de Óscar Pérez y de Abraham Agostini, parte de la organización del primero, que los familiares le enseñaron. Según los documentos de la morgue, Pérez presenta un “traumatismo cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza” y la causa de muerta de Agostini es “hemorragia subdural fractura de cráneo herida por arma de fuego con proyectil único a la cabeza”.

Este martes, el ministro del Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol confirmó la muerte del expolicía Óscar Pérez. Pérez murió en un enfrentamiento con la Policía Nacional de Venezuela la mañana del lunes. Ese mismo día, una fuente le confirmó a CNN que efectivos de seguridad del gobierno de Venezuela ubicaron a Óscar Pérez en la zona de El Junquito en el municipio Libertador, al oeste de Caracas.

“Las diligencias investigativas del análisis de evidencia criminalísticos, ademas de la entrevista reciente que ofreció un canal, un medio internacional a uno de los integrantes de esta célula terrorista y en el marco del diálogo algunos dirigentes políticos dieron información importante sobre la ubicación presuntamente de este grupo terrorista nos llevó a un lugar en la parroquia de El Junquito”, informó Reverol en rueda de prensa.

Pérez es el exinspector de la policía científica de Venezuela que desafió la seguridad del Estado venezolano cuando se llevó un helicóptero y atacó el edificio de la Corte Suprema en Caracas a mediados de 2017. La mañana del lunes efectivos de seguridad del gobierno de Venezuela ubicaron a Oscar Pérez en la zona de El Junquito en el municipio Libertador, al noroeste de Caracas.

El ministro Reverol también confirmó este martes que además de Perez, murieron seis miembros de este grupo identificado como terrorista por el Gobierno. Reverol explicó que después de “intentos de negociación pacífica, el grupo inició un enfrentamiento que dejó dos policías muertos y 8 gravemente heridos” y agrego que “ante la agresión que puso en riesgo la vida de funcionarios públicos” se procedió a responder al ataque. Reverol informó que durante el operativo también se detuvo a 6 personas que están siendo procesadas.

Desde tempranas horas de la mañana del lunes Pérez publicó varios videos en su red social en los que mostraba estar resguardado en un cuarto junto a otros miembros de su equipo. Pérez, ensangrentado, denunció que miembros de la policía dispararon en su contra. Sin embargo, el constituyente Diosdado Cabello informó en su cuenta de Twitter que Pérez “atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES, los cuerpos de seguridad respondieron al fuego”.

Varias organizaciones no gubernamentales de derechos humanos han lanzado fuertes críticas contra el Gobierno por el operativo que acabó con la vida de Pérez. Human Rights Foundation, por ejemplo, consideró que se trata de un uso excesivo de la fuerza e incluso habló de "ejecución extrajudicial". Sin embargo, Reverol indicó que fue el grupo de Pérez el que comenzó el enfrentamiento y al poner "en riesgo la vida de funcionarios públicos", respondieron al ataque.

Por su parte, el director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, dijo en entrevista con Fernando del Rincón durante "Conclusiones" que "estos no son hechos aislados y creemos que el récord de la dictadura de Maduro justifica hoy día la apertura de una investigación preliminar por parte de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional".

CNN ha pedido comentario al Gobierno y al fiscal general y hasta ahora no ha obtenido respuesta.