(CNN) -  La Cámara de Representantes aprobó en la tarde del lunes el proyecto de ley de financiación por tres semanas que financiará al gobierno de EE.UU. hasta febrero. La resolución continua a corto plazo que pondrá fin al cierre gubernamental de casi tres días ahora va al presidente Donald Trump para su firma.

Antes en el día, el Senado de EE.UU. aprobó esa misma resolución continua que financiaría al gobierno hasta el 8 de febrero. La votación en el Senado fue 81-18.

El acuerdo es solo por las próximas tres semanas.

El Gobierno estuvo cerrado por casi tres días después de que los republicanos y demócratas no lograran aprobar un proyecto de ley que permitía la financiación de las operaciones del gobierno este viernes.

La Casa Blanca llamó el domingo a los republicanos en el Senado de Estados Unidos a cambiar las reglas de la cámara para resolver el impasse del financiamiento mientras el gobierno continuaba en cierre parcial por segundo día.

LEE: Todo lo que hay que saber sobre el cierre del gobierno de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó este domingo su llamado al líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell para que invoque la llamada opción nuclear y de ese modo elimine el bloqueo de los demócratas en esa cámara.

"Es grandioso ver lo fuerte que los republicanos están peleando por nuestro ejército y la seguridad en la frontera. Los demócratas solo quieren que los inmigrantes ilegales inunden nuestra nación sin revisión. Si el estancamiento continúa, los republicanos deberían ir al 51% (opción nuclear) y votar por un presupuesto real a largo plazo", tuiteó Trump.

Un portavoz de McConnell dijo en respuesta al tuit del presidente que la Conferencia Republicana en el Senado no apoya el cambio de la regla de los 60 votos, una reiteración de la ya señalada oposición del liderazgo republicano en el Senado a la medida que Trump ha pedido desde el año pasado.

MIRA: Así fue el primer día de cierre del gobierno de EE.UU.

Las reglas del Senado imponen un umbral de 60 votos para romper una obstrucción, y los republicanos en el Senado actualmente tienen una ligera mayoría de 51 votos, lo que significa que aunque puedan unir a sus miembros, necesitan otros nueve votos para finalizar el debate. La Casa Blanca pide que el Senado cambie sus reglas y mueva el umbral a una mayoría simple de 51 votos.

Eliminar el umbral de 60 votos para romper una obstrucción legislativa eliminaría poderes significativos del partido minoritario en el Senado, y en el pasado, los líderes partidistas han sido reacios ha hacerlo debido a las consecuencias que implicaría para su partido cuando vuelva a ser minoría.