(CNN) -  El exmédico del equipo de gimnasia de Estados Unidos fue sentenciado a pasar hasta 175 años en prisión por los múltiples casos de acoso y abuso sexual.

La fiscal Rachael Denhollander dio sus argumentos de clausura en el caso contra Larry Nassar que es acusado de abusar de más de un centenar de mujeres, entre ellas varias gimnastas de alto rendimiento.

Nassar estuvo en el tribunal del condado de Ingham desde el martes pasado, cuando decenas de mujeres han detallado las formas en que usó su poder como médico de confianza para abusar a niñas menores de edad en del equipo de gimnasia de EE.UU. y de la Universidad Estatal de Michigan durante más de dos décadas.

“Es mi honor y privilegio sentenciarlo porque no merece caminar fuera de una prisión jamás, no hizo nada por controlar lo que usted sentía”, aseguró la jueza antes de la sentencia.

La juez Rosemarie Aquilina le dijo a Nassar

Nassar también tuvo la oportunidad de hablar durante el juicio. Dijo que siempre recordaría las palabras de sus víctimas. Escucha lo que dijo aquí:

"Le pido que le dé a Larry la sentencia más fuerte que merecen sus acciones, porque al hacerlo, le enviará un mensaje a él y a otros abusadores de que no pueden salirse con la suya con sus crímenes horribles", dijo la atleta olímpica Aly Raisman en declaración.

"Serán expuestos por el mal que son, y serán castigados con la máxima extensión de la ley. Permita que esta frase le provoque miedo a cualquiera que piense que está bien lastimar a otra persona. Abusadores, su tiempo se acabó. Los sobrevivientes están aquí con la frente en alto y no vamos a ningún lado".

156 víctimas o familiares de las víctimas hablaron en la audiencia.

Nassar, que alguna vez fue un renombrado médico del equipo de gimnasia de Estados Unidos y de la Universidad Estatal de Michigan, se ha declarado culpable de siete cargos criminales en el condado de Ingham en Michigan. Como parte de su acuerdo de declaración de culpabilidad, admitió haber utilizado su posición como profesional médico de confianza con el fin de agredir y molestar a las niñas.

También se ha declarado culpable de tres cargos en el condado Eaton, en Michigan, y ya fue sentenciado a 60 años en prisión por cargos federales de pornografía infantil.

Es mi honor y privilegio sentenciarlo porque no merece caminar fuera de una prisión jamás, no hizo nada por controlar lo que usted sentía

dijo la jueza antes de dar la sentencia