(CNNMoney) - Venezuela ha perdido la mitad de su economía desde 2013.

La situación es cada vez peor. El desempleo alcanzará el 30% y los precios de todo tipo de bienes en el país aumentarán un 13.000% este año, según las nuevas cifras publicadas el jueves por el Fondo Monetario Internacional.

El economista del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, definió el futuro de Venezuela sin rodeos.

"En Venezuela, la crisis continúa", dijo Werner en una publicación de blog. Agregó que la inflación se está disparando este año debido a "la pérdida de confianza en la moneda nacional".

 

Este año marcará el tercer año consecutivo de contracciones de dos dígitos en el producto interno bruto de Venezuela, la medida más amplia de la actividad económica. El PIB del país disminuyó un 16% en 2016, un 14% el año pasado y se prevé que baje un 15% este año, según el FMI.

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica, política y humanitaria, en gran medida infligida por las políticas del Gobierno, dicen los economistas. La escasez de alimentos y medicinas es generalizada. La gente está buscando comida en contenedores de basura. Los ciudadanos están huyendo por miles. La moneda, el bolívar, es casi inútil. El Gobierno ha incumplido con los pagos de su deuda. Los líderes mundiales están llamando al presidente Nicolás Maduro un dictador.

No se espera que la agitación política mejore. El gobierno de Maduro dijo esta semana que celebrará elecciones presidenciales en abril. Maduro ya ha excluido a los líderes de la oposición de participar en las elecciones. No está claro si alguien tiene permitido lanzarse contra él en la contienda. Mientras tanto, la economía no muestra signos de recuperación.