Inmigración

Autoridades de inmigración en EE.UU. accederán a información de matrículas vehiculares

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos firmó un contrato que le dará acceso a una base de datos nacional de matrículas vehiculares. Esta medida apoyará sus investigaciones.

(CNN) – El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) obtuvo un contrato para acceder a una base de datos nacional de matrículas vehiculares. Y, según dice la agencia, esta medida apoyará sus investigaciones.

El contrato, que le da acceso a una base de datos que lee las placas o matrículas disponibles en el mercado, señala que la agencia “no pretende construir ni contribuir a una base de datos de reconocimiento de matrículas vehiculares (LPR, por sus siglas en inglés)”. El contrato fue adjudicado a West Publishing (TRSS) en asociación con Vigilant Solutions, confirmó el ICE.

Este hecho preocupó a algunos activistas por las consecuencias de la capacidad que puede obtener la agencia para buscar en cualquier momento la placa de un individuo que ha sido registrada por los lectores de la base de datos. Pero no es inusual que las agencias e instituciones de seguridad tengan tal competencia.

Aunque el ICE es conocido en gran parte por su función de arrestar y deportar inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, la agencia tiene una función de seguridad más amplia, incluida una en las principales organizaciones federales para investigar delitos transnacionales, como pandillas, contrabando y productos falsificados.

“Al igual que la mayoría de las otras agencias de seguridad, el ICE utiliza la información obtenida en los lectores de matrículas como una herramienta para apoyar sus investigaciones”, explicó la portavoz del ICE Dani Bennett en un comunicado. “El ICE lleva a cabo investigaciones tanto penales como de inmigración civil. El ICE no está buscando construir una base de datos de lectores de matrículas vehiculares, y no recogerá ni aportará datos a una base de datos nacional pública o privada a través de este contrato”, aclaró.

La agencia ya había intentado obtener dicha base de datos en 2014, pero debido a preocupaciones sobre la privacidad, canceló la solicitud y realizó una evaluación de impacto de privacidad. Bennett sostuvo que el nuevo contrato debe cumplir con esa valoración, que según ella tiene “los requisitos más estrictos que se conocen se han aplicado al uso de esta tecnología”.

Outbrain