(CNN) - El presidente Donald Trump negó este viernes que hubiera actuado para despedir al fiscal especial para la investigación de Rusia Robert Mueller.

MIRA: Trump ordenó el despido de Mueller en junio de 2017

Había pedido el despido en junio pasado, según una persona familiarizada con el asunto. El abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, se negó a ordenar al Departamento de Justicia que despidiera a Mueller porque no estaba de acuerdo con el razonamiento del presidente, dijo la fuente. Sin embargo, según la fuente, McGahn no amenazó con renunciar directamente al presidente.

El diario The New York Times fue el primero en informar que Trump pidió la partida de Mueller en junio de 2017.

"Noticias falsas, amigos. Noticias falsas", dijo Trump al ser interrogado sobre la revelación cuando ingresó en el Foro Económico Mundial en Davos.

"Típico del New York Times", agregó.

El momento en cuestión el verano pasado fue solo un mes después de que Trump despidiera al exdirector del FBI James Comey en mayo. Más tarde ese mes, Mueller fue designado por el Departamento de Justicia para administrar la investigación sobre la posible intromisión rusa en las elecciones de 2016.

En junio, The Washington Post informó que la investigación de Mueller se estaba ampliando para incluir la investigación de un posible caso de obstrucción de la justicia.

El abogado de la Casa Blanca Ty Cobb se negó a comentar sobre las acciones del presidente, y citó el "respeto a la Oficina del Asesor Especial y su proceso".

Dos personas le dijeron al Times que Trump expresó su preocupación por tres posibles conflictos de intereses, incluida una disputa que Mueller tuvo en relación con el Trump National Golf Club, el bufete de abogados en el que Mueller trabajó anteriormente y el hecho de que Mueller había sido entrevistado recientemente para dirigir el FBI.

The Times dijo que la discusión sobre los potenciales conflictos de interés de Mueller en junio de 2017 surgió luego de los informes que indicaban que Mueller estaba investigando un posible caso de obstrucción de la justicia.

Mueller actualmente está investigando posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia durante las elecciones estadounidenses de 2016. Trump ha negado repetidamente cualquier colusión entre su campaña y Rusia.

Trump dijo en diciembre pasado que no estaba considerando despedir a Mueller, pero las especulaciones sobre la posibilidad han sido generalizadas.

La Casa Blanca ha negado en repetidas ocasiones que Trump estaba buscando despedir al fiscal. En agosto, el abogado de la Casa Blanca John Dowd le dijo a USA Today que la idea "nunca había estado sobre la mesa".

"Eso nunca ha estado sobre la mesa, nunca", dijo Dowd sobre despedir a Mueller, según la historia de USA Today en agosto. "Es una manifestación de los medios. Mi trato con Bob Mueller siempre ha sido cordial, respetuoso, como debería ser ".

LEE: Trump causa alboroto al ofrecer entrevistarse con Mueller

Reaccionando a la historia del diario The New York Times, el senador Mark Warner, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado, dijo: "Despedir al fiscal especial es una línea roja que el presidente no puede cruzar".

En una declaración, el demócrata de Virginia agregó: "Cualquier intento de destitución del fiscal especial, indultar a testigos clave o interferir en la investigación sería un grave abuso de poder, y todos los miembros del Congreso, de ambos partidos, tienen una responsabilidad a nuestra Constitución y a nuestro país para dejarlo en claro de inmediato".

El exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, desestimó el informe mientras estaba en CNN este jueves por la noche.

Scaramucci le dijo a Chris Cuomo de CNN que el informe del diario es "totalmente irrelevante porque en realidad no despidió a Mueller".

La investigación de Mueller es solo una de varias en curso sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

CNN confirmó este martes que el exconsejero especial del FBI James Comey y secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, habían sido entrevistados por el equipo de abogados especiales.

Este miércoles, Trump dijo que quería hablar con Mueller.

"Estoy deseando que llegue, en realidad", dijo Trump, cuando se le preguntó si iba a hablar con Mueller. "Aquí está la historia: no ha habido colusión alguna. No hay obstrucción alguna. Y estoy deseando que llegue".

Y luego, dijo a los periodistas que lo haría bajo juramento.

"Lo haría bajo juramento. Lo haría", dijo, y luego agregó: "Lo haría bajo juramento, sí".

Más tarde el miércoles, Cobb respondió a los comentarios de Trump: "Mientras el Sr. Trump estaba hablando apresuradamente antes de partir hacia Davos, él sigue comprometido con la cooperación completa continua y está deseoso de hablar con el Sr. Mueller".

Cobb agregó que aún se están resolviendo los detalles entre el equipo de Mueller y los abogados personales del presidente.