(CNNMoney) - Una de las más grandes redes sociales en Asia quiere aprovecharse de la fiebre del bitcoin.

La popular aplicación de mensajería Line dijo este miércoles que planea lanzar una plataforma que les permitirá a sus más de 170 millones de usuarios intercambiar monedas digitales a través de sus teléfonos inteligentes.

Esta es la más reciente compañía involucrada en la industria de las criptomonedas, cuya popularidad explotó el año pasado cuando el precio del bitcoin y de otras criptomonedas aumentaron su valor.

(Crédito: Dan Kitwood/Getty Images)

"Los intercambios de criptomonedas están obteniendo enormes beneficios en este momento", dijo Koji Higashi, un emprendedor y comentarista japonés de bitcoin. "Las compañías tradicionales como Line ahora están tratando de aprovecharse de este mercado en crecimiento".

Otras grandes compañías de redes sociales están teniendo un acercamiento mucho más precavido. Por ejemplo, Facebook dijo el jueves pasado que prohibirá los anuncios de criptomonedas en una nueva política diseñada para prevenir que los estafadores se aprovechen de los usuarios.

Line dio pocos detalles sobre sus planes para establecer su propia plataforma de intercambio. Pero la compañía dijo que ha solicitado una licencia con el regulador financiero de Japón.

La compañía ya tiene una billetera de servicio llamada Line Pay, que les permite a los usuarios pagar por bienes y servicios usando dinero guardado en sus cuentas.

Line dijo este miércoles que también empezará a vender otros servicios financieros, como seguros y préstamos personales.

Los inversionistas se mostraron optimistas con la noticia. Las acciones de Line subieron un 2,6% en la bolsa de Tokio este miércoles.

Higashi dijo que Line podría tener éxito al atraer a las personas que quieren comercializar monedas digitales porque ya es una marca bien conocida y confiable entre los consumidores japoneses.

Japón ha emergido como un caldo de cultivo para la actividad de las criptomonedas. Alrededor de un tercio de todas las transacciones de bitcoin en un momento dado se realiza en yen japonés, según datos del sitio web de la industria CryptoCompare.

Esa popularidad ha sido respaldada por el enfoque relativamente ausente del Gobierno japonés para regular la industria emergente. Las autoridades dijeron el año pasado que reconocerían las criptomonedas como moneda de uso legal y comenzaría a intercambiar licencias.

Pero la moneda digital sufrió un revés de alto perfil la semana pasada. La plataforma japonesa de divisas  Coincheck dijo que más de 500 millones de dólares de la moneda virtual NEM fue robada en un hackeo. Se cree que es el mayor atraco de un mercado de divisas digital.

Las consecuencias del enorme robo podrían llevar a un examen más detallado de los intercambios japoneses por parte de las autoridades, según Higashi.

Line se volvió una compañía pública en una de las salidas a bolsa más grandes de la industria de la tecnología en 2016, recolectando 1.000 millones de dólares de inversionistas tanto en Nueva York como en Tokio. La compañía es una subsidiaria de la firma de tecnología surcoreana Naver.

Line ha tenido problemas para atraer a nuevos usuarios desde entonces. Su número de usuarios activos en Japón cayó el año pasado, mientras que el crecimiento en mercados clave como Taiwán, Tailandia y Corea del Sur ha sido lento.