Donald Trump

Donald Trump levantó polémica una vez más y sus voceros aseguraron que solo bromeaba.

Trump estaba "bromeando" cuando acusó a los demócratas de traición, dice la Casa Blanca

Varios portavoces que rodean al presidente de Estados Unidos salieron a aclarar que sus comentarios fueron un chiste. Pero esta no es la primera vez que Trump decide "bromear" sobre un tema y termina causando controversia.

Washington (CNN) - El presidente de Estados Unidos Donald Trump estaba "claramente bromeando" este lunes cuando acusó de traición a los demócratas impávidos por no haberse puesto de pie y aplaudido durante su discurso del Estado de la Unión, según varios portavoces de la Casa Blanca.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo este martes que el presidente estaba "claramente bromeando" cuando hizo el comentario.

"Estaba señalando que incluso cuando están sucediendo cosas buenas, ellos siguen sentados y enojados", explicó.

En la misma línea, subsecretario de prensa Hogan Gidley agregó que la observación fue "irónica".

Donald Trump levantó polémica una vez más y sus voceros aseguraron que solo bromeaba.

"El presidente obviamente estaba bromeando", sostuvo. "Pero lo grave es que los demócratas parecen poner constantemente su odio personal hacia el presidente sobre su deseo de ver a Estados Unidos triunfar", agregó.

El giro en los comentarios polémicos se ajusta a un patrón: Donald Trump –como presidente o candidato– dice algo que causa controversia y la gente a su alrededor busca calmar el revuelo asegurando que Trump bromeaba y que los medios necesitan un mejor sentido del humor.

"Ellos [los demócratas] estaban como muertos y no siendo estadounidenses. No estadounidenses. Alguien dijo: 'Traidor'. Quiero decir, sí, supongo, por qué no", sostuvo Trump mientras reía durante un discurso a las afueras de Cincinnati, Ohio, este lunes.

Al describir la respuesta demócrata, en la que muchos legisladores se sentaron y fruncieron el ceño mientras Trump hablaba, el presidente agregó: "¿Podemos llamarle a eso traición? Por qué no".

Los demócratas criticaron el comentario.

La senadora Tammy Duckworth, quien sirvió en la Guerra de Iraq, tuiteó que ella juró "preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos, no servir sin pensar a los caprichos del Cadete Espolones Óseos y aplaudir cuando él lo exige".

El comentario se refiere a que Trump recibió un aplazamiento del servicio militar por espolones óseos en su pie durante la Guerra de Vietnam.

Según sus portavoces, Trump bromea bastante sobre temas polémicos, a saber:

El hackeo de Rusia

Después de que  Trump instara a Rusia a "encontrar los 30.000 correos electrónicos que hacen faltan" en la cuenta de la entonces candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, sus asesores señalaron que el hoy mandatario solo estaba bromeando.

"Él bromeaba en ese momento. Todos lo sabemos", dijo en 2017 el secretario de prensa de la Casa Blanca en ese momento, Sean Spicer.

El propio Trump buscó calmar la controversia generada por los comentarios al afirmar que estaba siendo "sarcástico".

Brutalidad policial

En 2017, los asistentes de la Casa Blanca sostuvieron que Trump no hablaba en serio cuando señaló que los agentes de las fuerzas de seguridad no deberían "ser demasiado amables" con los sospechosos detenidos.

"Cuando ustedes ponen a alguien en el auto y le están protegiendo la cabeza, ya sabes, ¿la forma en que ponen la mano encima (de la cabeza de ellos)?", sostuvo Trump en un discurso ante las fuerzas de seguridad en Long Island, Nueva York. "Como para que no se peguen en la cabeza y ellos acaban de matar a alguien... Yo les digo: pueden quitar la mano, ¿ok?", completó.

Según Sanders, el presidente estaba "haciendo una broma en ese momento".

El coeficiente intelectual de Tillerson

Y en respuesta a la afirmación de Trump de que el secretario de Estado, Rex Tillerson, debería hacerse una prueba de coeficiente intelectual para ver cuál de los dos hombres es más inteligente, Sanders indicó que Trump "hizo una broma, nada más que eso".

"Ciertamente, el presidente nunca dio a entender que el secretario de Estado no fuera increíblemente inteligente. Hizo una broma, nada más que eso", dijo Sanders. "Él tiene plena confianza en el secretario de Estado. Tuvieron una gran visita hoy y están trabajando mano a mano para avanzar en la agenda del presidente", fue su explicación.

El comentario de Trump se produjo después de que NBC News informara que Tillerson había llamado a Trump un "imbécil". El presidente le dijo a Forbes que "tendrían que comparar pruebas de IQ (coeficiente intelectual)".

Outbrain