(CNN Español) - Guerrillas, grupos paramilitares y grupos armados posdesmovilización reclutaron a 16.879 menores de edad desde el inicio del conflicto armado colombiano en 1960 hasta junio de 2016, según un informe sobre reclutamiento infantil del Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia (CNMH).

Según el informe ‘Una guerra sin edad’, que será lanzado este lunes en Bogotá, los mayores reclutadores han sido las guerrillas (con un 8.701 casos), los grupos paramilitares (con 2.960 casos) y grupos armados post-desmovilización, con 839. La fuerza pública, según este informe, tiene 3 casos de reclutamiento forzado.

Foto de archivo. Un niño aparece frente a una bandera de las FARC durante la conmemoración del aniversario número 53 de esa guerrilla en Marquetalia, Tolima. (Crédito: RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images)

Los menores “han cumplido funciones como radio operadores, combatientes, enfermeros, rancheros, cocineros, incluso han sido comandantes de escuadra que es la estructura más pequeña dentro de los grupos guerrilleros”, le dijo a CNN en Español Katherine López, investigadora líder de este estudio que inició en 2015.

Las razones del reclutamiento forzado varían, según López, pero en la mayoría de los casos esos grupos armados aprovechan las vulnerabilidades de los menores y sus familias para enlistar a niños, niñas y adolescentes en la guerra.

“Históricamente los grupos armados han generado unas condiciones a temprana edad que, en muchos casos, han permitido que los niños, niñas y adolescentes identifiquen como referentes, como marcos de sociabilidad, la dinámica del conflicto armado y a las personas que hacen parte de esos grupos”, dice López.

“Crecer como niño en Colombia es sumamente difícil”, agrega ella, explicando que en muchas zonas del país “no hay acceso a ofertas”, hay presencia constante de grupos armados en los espacios de socialización de los niños y hay interacción temprana de los niños con los combatientes. El informe documentó reclutamiento de menores de edad desde los 6 y 7 años, según López.

“También [hay] unas condiciones sociales, culturales, políticas y económicas que no permiten la real garantía de derechos de los niños” en Colombia, agregó la experta.

El documento agrega que desde “la génesis misma de varios grupos armados ilegales” ha existido el reclutamiento forzoso, y no “desde el momento en que el código penal tipifica el delito del reclutamiento”.

  • MIRA en este video: 'Muchos niños murieron intentando escapar de las FARC'

Las cifras de reclutamiento de menores de este informe no concuerdan con las publicadas por la Fiscalía General de Colombia en 2016 que decía que entre 1974 y 2014, solo las FARC habían reclutado a 11.556 menores de edad, 33% de ellos mujeres, y el 67%, hombres.

“El Centro Nacional de Memoria Histórica configuró una base de datos que recopiló los reportes hasta junio de 2016 entregados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), por la Agencia Colombiana para la Reintegración, la Unidad para Víctimas y en menor grado, algunos casos reportados por organizaciones de la sociedad civil y en otros, por los medios de comunicación”, explica ella.

Sobre este informe, la Dirección Nacional de Análisis y Contextos, una dependencia de la Fiscalía General, dijo en ese momento que las FARC tenían una política sistemática y retirada de reclutamiento a menores de edad y que los métodos más comunes eran la persuasión (47%), el engaño (23%) y el reclutamiento forzado (30%).

Según López, el informe del CNMH evidencia que el 40% del reclutamiento forzado fue por medio de la persuasión, el 11% por la coacción y del 49% no hay información.

En su informe, el Centro de Memoria Histórica no se aventura a hacer cálculos de los menores que actualmente están en las filas de los grupos armados ilegales, pues, exploca López, “tocaría hacer un censo a los grupos armados y es totalmente imposible”.