(CNN Español) - Hubo victoria para el senador colombiano del Polo Democrático Iván Cepeda en una batalla legal contra el expresidente y senador por el Centro Democrático Álvaro Uribe.

Este sábado, la Corte Suprema de Justicia falló "auto inhibitorio" a favor de Iván Cepeda y comunicó que el expresidente Álvaro Uribe será investigado por casos de falsos testigos.

En febrero de 2012, el exmandatario denunció al congresista Iván Cepeda por considerar que "manipulaba testigos" y personas encarceladas de su gobierno —lo que se conoce como falsos testigos— para que estas lo involucrasen al él y a su hermano Santiago Uribe en actividades delictivas, además de una presunta relación con grupos paramilitares.

La denuncia del exmandatario se basaba en visitas del congresista a centros carcelarios en las que habría concretado testimonios contra el expresidente. Además, señala la existencia de una ONG presuntamente utilizada para pagar a los familiares de los testigos manipulados.

Según el fallo de la corte, esta "... no halló elementos de juicio que permitan concluir que las conductas inicialmente reprochadas se adecuen típicamente a uno de los delitos indicados en la denuncia", y que “… por el contrario, lo que se demostró es que el doctor Iván Cepeda Castro no abusó de sus funciones como congresista, no determinó a reclusos mediante sobornos para testificar falsamente en contra del doctor Álvaro Uribe Vélez...".

La corte también señaló que "... a través de interceptaciones telefónicas, sorprendentemente evidenciaron una realidad muy diferente a la denunciada y, por lo mismo, a esta sala no le quedará alternativa distinta a la de compulsar copias para que se adelanten las correspondientes pesquisas...".

La corte se refiere a llamadas en las que el exmandatario habría consultado sobre la manipulación de testigos contra el congresista Iván Cepeda. El expresidente responde que nunca conversó con los declarantes.

Para Uribe, en su caso no hay justicia, sino un “ánimo persecutorio” por parte de la Corte Suprema de Justicia de Colombia. Mediante un comunicado textual y de video, el senador Uribe advirtió que “…Mantendré mi número telefónico, por el cual hablo todo. Seguiré en búsqueda de personas que me ayuden a esclarecer la verdad, a desvirtuar el ataque artero. Pido a los colombianos presos, que conozcan manipulaciones del senador Cepeda, que se atrevan a denunciar. Y que denuncien lo que deban denunciar en mi contra”. Sobre los audios que pudiesen incriminarlo señaló que “… un abogado, a quien no conocía, me visitó y me dijo que personas que estaban en la cárcel expresaban que el citado senador les hacía ofrecimientos a cambio de dar testimonios en contra de mi hermano y de mi persona. A través de investigadores se recogieron las respectivas declaraciones y las dos fueron ratificadas ante la Corte Suprema”. Uribe defendió su inocencia declarando que “Procedí de manera correcta, nunca he hablado con los declarantes”.

La defensa del expresidente informó que interpondrá un recurso de reposición para desechar la decisión de la Sala Penal. Jaime Granados, abogado de Uribe, advirtió que las movidas con fines electorales de Cepeda no tienen "ningún elemento que acredite o siquiera sugiera" que Uribe haya realizado cualquier "direccionamiento de testimonio" en contra de Cepeda.