(CNN) - Un rascacielos de Tokio será el edificio de madera más alto del mundo. La compañía japonesa Sumitomo Forestry asegura que su torre de 350 metros de alto estará terminada para 2041, coincidiendo con el aniversario número 350 de la empresa. Construir el edificio W350 costará 5.600 millones de dólares.

La torre, de 70 pisos, tendrá una estructura híbrida hecha en un 90% de materiales de madera. Además, un marco de control de vibraciones estará en la base del diseño, algo importante en una ciudad donde los sismos son frecuentes.

Balcones verdes poblarán el exterior del rascacielos, conectando el edificio con su entorno.

"El objetivo es crear ciudades ecológicas que utilicen la madera y que se puedan convertir en bosques, a través de un mayor uso de la arquitectura con este material para edificios de mucha altura", señaló la compañía en un comunicado de prensa.

El gobierno de Japón está tratando de animar a más empresas a usar la madera. En 2010 aprobó la Ley para Promoción de la Madera en Edificios Púnlicos, que requería que todos los edificios estatales de hasta tres pisos estuvieran construidos con madera o la utilizaran.

MIRA: Las ciudades de bambú, el futuro de la arquitectura

Extendiéndose como un reguero de pólvora

No solo en Japón los rascacielos hechos con madera están echando raíces. En la pasada década hubo una explosión global de edificios de madera, ya sean construidos o propuestos, cada uno aparentemente rompiendo algún récord por algún motivo.

MIRA: FOTOS | Las espectaculares construcciones nominadas a los premios de arquitectura Edificio del Año 2017

En la actualidad, el récord mundial por el edificio de madera más alto del mundo lo ostenta Canadá con uno de 50 metros de altura. El 18-story Block Commons Tallwood House, una residencia de estudiantes de la Universidad de British Columnia (UBC), en Vancouver, ha sido bautizada como el edificio de contrachapado más alto del mundo.

Antes de que lograra esto, The Tres en el centro de Bergen, en Noruega, era el edificio de madera más alto del mundo. Logró este título en 2014 después de que lo hubiera ostentado un bloque residencial de 19 pisos y 32 metros de altura que domina el puerto de Victoria en Melbourne y que fue completado en 2012.