(CNN) - Nikolai Glushkov, un emigrante ruso al que el Reino Unido se negó a extraditar a Rusia por cargos de fraude, murió en su casa en Londres, dijo su abogado ruso Andrei Borovkov a la estación de radio Echo Moscow.

La Policía Metropolitana no ha confirmado que Glushkov esté muerto.

No se ha mencionado la causa de la muerte.

La Policía Metropolitana de Londres no confirmó si un hombre que tenía unos 60 años y fue encontrado muerto en su casa al suroeste de Londres este lunes en la noche era de hecho Glushkov.

La policía describió la muerte del hombre como “inexplicable” y agregó que “el Comando contraterrorista está liderando la investigación como una precaución debido a las asociaciones que se cree que tuvo el hombre”.

“No hay evidencia para sugerir un vínculo al incidente en Salisbury”, agregó la policía.

La embajada de Rusia en Londres asegura que Gran Bretaña se rehusó a extraditar a Glushkov bajo cargos de fraude a gran escala y malversación durante su tiempo como subdirector de la aerolínea rusa Aeroflot.

En febrero de 2016 el Ministerio del Interior de Gran Bretaña rechazó la solicitud de extradición de Rusia, dijo la embajada.