(CNN Español) — El 13 y 14 de abril se celebra en Lima, Perú, la octava Cumbre de las Américas. Una reunión de jefes de Estado y Gobierno de los países de América "para debatir sobre aspectos políticos compartidos, afirmar valores comunes y comprometerse a acciones concertadas a nivel nacional y regional", describe la propia organización del evento.

Se trata de una cita que busca "hacer frente a desafíos presentes y futuros que enfrenten a los países de las Américas", puede leerse en la página web.

MIRA: ¿Cambia la renuncia de PPK la dinámica de la Cumbre de las Américas en Perú?

Un evento de calado internacional que, en sus citas anteriores, ha dejado varios acuerdos alcanzados... y muchas anécdotas más o menos afortunadas que recordar. Aquí, un repaso a algunas de ellas.

Panamá, 2015:

Un apretón de manos histórico: si hay algo por lo que se recordará la séptima Cumbre de las Américas es por el breve pero histórico encuentro entre los líderes de Estados Unidos y Cuba: Barack Obama y Raúl Castro se dieron la mano al inicio de la cita.

Además, las dos Venezuelas se encontraron: Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor Leopoldo López, conversó con Yendry Velásquez, viuda de uno de los oficiales asesinados tras las protestas en Venezuela en 2014. Tintori y Velasquez se encontraron durante el Foro de Sociedad Civil y Actores Sociales.

"Me duele mucho y estas lagrimas que ustedes tienen son las mismas lágrimas que tengo yo", dijo Tintori a Velásquez, quien interrumpió diciendo: "El mio no, y eso tú jamás lo vas a poder cambiar".

Cartagena, 2012:

Escándalo de los agentes del Servicio Secreto: Es quizá el caso más escandaloso en la breve historia de las cumbres. En vísperas de la VI Cumbre de las Américas, agentes del Servicio Secreto estadounidense —a cargo de la seguridad del presidente Barack Obama en Colombiaacudieron a clubes nocturnos de Cartagena y llevaron mujeres a sus cuartos de hotel.

Al parecer algunas de ellas recibieron dinero y otras no pidieron nada, pero trascendió el caso de un agente que supuestamente se rehusó a pagar, por lo que la mujer, identificada como Dania Londoño, se quejó a un oficial de policía.

La prostitución es legal en Colombia, pero las noticias de que los agentes del Servicio Secreto bebieron y llevaron prostitutas a sus cuartos pusieron en entredicho la seguridad y la reputación del organismo encargado de proteger al presidente.

De inmediato, la agencia expulsó a 11 agentes presuntamente implicados en el escándalo bajo licencia administrativa y les quitó sus autorizaciones de seguridad. Además, 12 militares fueron citados a declarar.

Al testificar ante el Congreso de EE.UU., el entonces director del servicio, Mark Sullivan, declaró que el incidente fue una aberración, una serie de malas decisiones por parte de una docena de agentes ebrios.

En octubre de 2012, un reporte de prensa que citaba una investigación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) reveló que la mala conducta con prostitutas de agentes del Servicio Secreto en Cartagena no fue un episodio aislado, sino que miembros del cuerpo habrían estado involucrados con prostitutas en viajes a El Salvador, Panamá, Rumania y China.

Trinidad y Tobago, 2009:

Chávez a Obama: 'Quiero ser tu amigo': Después de años de criticar abiertamente al gobierno de George W. Bush y referirse al mandatario estadounidense como el “diablo” en 2006 en la Asamblea General de la ONU, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sorprendió con un gesto para reanudar la diplomacia binacional.

Primero, antes de la ceremonia inaugural en Puerto España, Chávez se acercó a Obama—quien poco antes había llegado al poder— y le dijo: "Con esta misma mano hace ocho años yo saludé a Bush. Hoy quiero ser tu amigo".

Luego, durante la cumbre, Chávez le entregó a Obama el libro Las venas abiertas de América Latina, del escritor uruguayo Eduardo Galeano, considerado un clásico de la pensamiento de izquierda antiimperialista latinoamericano. Ambos mandatarios estrecharon manos y Obama recibió entre sonrisas el obsequio.

El libro se convirtió de la noche a la mañana en un bestseller, tanto en su edición en español como en inglés.

Trinidad y Tobago, 2009: Chávez a Obama: “Con esta misma mano hace ocho años yo saludé a Bush. Hoy quiero ser tu amigo”. Después, le regaló el libro ‘Las venas abiertas de América Latina’, de Eduardo Galeano. (Crédito: JIM WATSON/AFP/Getty Images)

Mar del Plata, 2005:

La 'anticumbre' del ALBA contra Bush: El evento hemisférico en Argentina tuvo uno paralelo con mucha atención mediática: la III Cumbre de los Pueblos, liderada por Hugo Chávez y Evo Morales (quien en ese momento era un aspirante a la presidencia de Bolivia), que reunió a personalidades como Adolfo Pérez Esquivel, el exfutbolista Diego Armando Maradona y el cineasta Emir Kusturica.

La llamada ‘anticumbre’ pretendía darle relevancia a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), un bloque regional creado en 2004 como contraparte del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) de Estados Unidos.

Varias figuras llegaron a Mar del Plata desde el llamado ‘Tren del ALBA’, que partió de Buenos Aires.

Durante el evento se realizó una marcha contra George W. Bush y fueron reiteradas las palabras de sus figuras contra el entonces mandatario estadounidense.

Un manifestante rompe el cristal de un comercio durante la manifestación en Mar del Plata, Argentina, contra George W. Bush en la Cumbre de las Américas de 2005. (Crédito: MARTIN BERNETTI/AFP/Getty Images)

Quebec, 2001:

Masivas protestas y enfrentamientos con la policía. No es extraño ver protestas frente a los centros de convenciones donde se realizan las cumbres. Pero en abril de 2001 en Canadá, las manifestaciones contra la globalización fueron masivas y en alguna medida una protesta frontal contra los planes comerciales de George W. Bush en la región, quien había llegado a la presidencia de EE.UU. apenas meses atrás.

Los manifestantes se enfrentaron varias veces con la policía e incluso lograron romper los cordones de seguridad.

El entonces presidente de Cuba, Fidel Castro, manifestó su apoyo a las protestas calificándolas de “heroicas”. Cuba no participó en ninguna de las cumbres mientras Fidel Castro estuvo en la presidencia.

Alrededor de 15.000 personas participaron en la llamada Marcha de los Pueblos, a la que se sumaron ecologistas canadienses, zapatistas mexicanos, indígenas ecuatorianos y anarquistas estadounidenses.

Las críticas al libre comercio y a las operaciones de empresas multinacionales también resonaron en el entonces presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, quien pidió equidad en el reparto de los beneficios del libre comercio y condenó a Bush por no ratificar el tratado de Kioto.