(CNN) - Stormy Daniels está en todo lados: su cara sonriente llena las revistas y las noticias de TV. Está en una gira por Estados Unidos llamada "Make America Horny Again", "Hacer a Estados Unidos caliente de nuevo" (una versión libre del lema electoral de Trump "Make America Great Again", cuya traducción al español es “Hacer a Estados Unidos grande de nuevo”).

Pero en una conversación reciente, contó un amigo cercano, Stormy Daniels describió su experiencia de manera distinta.

"Una gran pesadilla de m*****", fue el término que usó, según Jack Vegas, quien se describió a sí mismo como un colega y amigo cercano, palabras que Daniels ahora discute.

LEE: Lo que revela la prueba de polígrafo de Stormy Daniels sobre Trump

Con el comienzo de su batalla legal, el mes pasado, contra el presidente Donald Trump, Daniels, una actriz y directora de cine porno de 39 años, se convirtió en la estrella de cine para adultos más reconocida y comentada en Estados Unidos, tal vez en el planeta. Con la ayuda de su abogado experto en medios, Michael Avenatti, Stormy Daniels se ha convertido en uno de los antagonistas más peligrosos y de mayor perfil de Trump.

Ella se ha hecho más agresiva con el tiempo, y esta semana incluso bromeó con Trump en un tuit sobre su supuesto amorío. Y la muy esperada entrevista de Daniels con Anderson Cooper en "60 Minutes" saldrá al aire este domingo por la noche.

Stromy Daniels, actriz y directora de cine porno, en una foto tomada en febrero, en las Vegas. (Créditos: Ethan Miller/Getty Images)

Pero si Daniels aparenta disfrutar ser el centro de atención, sus amigos dicen que la realidad es diferente.

En entrevistas con CNN, media docena de sus compañeros de la industria del cine para adultos expresaron diversos grados de sorpresa ante la nueva fama e importancia política de Stormy Daniels.

"Dijo que es agotador, todo esto", dijo Vegas, quien actuó en películas de Daniels y la acompañó en giras.

Vegas describió a Daniels como una persona sencilla y muy reservada, conocida entre los amigos por su profundo amor por los caballos y su devoción por su hija. "Su vida fuera de la industria es normal", dijo.

"Bueno, hasta este escándalo de m******, ahora ni puede salir de su casa con los equipos de noticias afuera", agregó.

Antes de la publicación de esta historia, Avenatti no se molestó ni comentó la descripción que hizo Vegas de su conversación con Daniels. Avenatti replicó que Daniels despidió a Vegas en mayo de 2017 y que Daniels no ha tenido discusiones "sustantivas" con Vegas sobre Trump desde el año pasado.

LEE: Abogado de Stormy Daniels dice que algunos supuestos incidentes ocurrieron cuando Trump ya era presidente

Fueron infructuosos nuestros intentos de buscar la réplica de Vegas a la nueva declaración de Avenatti.

Marcus London, otro actor porno que ha protagonizado películas junto a Daniels, dijo que la vio en enero en Las Vegas para los Adult Video News Awards, un evento que muchos en la industria denominan "Los Oscar del porno". "Honestamente, estaba un poco estresada por eso", dijo London sobre la actitud de Daniels ante la polémica con Trump.

London dijo que Daniels no mostró ninguna alegría por su lío con el presidente. "No estaba contenta con toda la situación", dijo.

Trump y Daniels, agregó, no eran una pareja natural. "Ella se inclina más a tipos tatuados y estrellas de rock en bandas", dijo London.

La misma Stormy Daniels lo reconoció hace unos años.

En la ahora famosa entrevista de 2011 con la revista "In Touch", describió su primer encuentro con Trump, en el verano de 2006, como un "encuentro de negocios". Según la larga transcripción de la entrevista de Daniels, ella llamó a Trump "interesante" y "fascinante", pero eludió la pregunta de si ella se había sentido atraída por él. "¿En serio?", respondió.

LEE: Donald Trump pide consejos sobre el caso Stormy Daniels

"El sexo", dijo sin rodeos, "no fue nada alocado".

Pero ese encuentro menos que memorable ahora está en el centro de su batalla legal con el hoy presidente y el abogado de este, Michael Cohen. Daniels alega en su demanda que Cohen le pagó 130.000 dólares solo días antes de las elecciones de 2016 a cambio de que ella guardara silencio sobre el asunto. Al cuestionar la validez del acuerdo, Daniels quiere dejar sin efecto el acuerdo y así poder hablar libremente.

Para Trump, la demanda se ha convertido en una tormenta perfecta de problemas jurídicos, éticos y políticos superpuestos. Para Daniels, independientemente de sus reservas, también se ha convertido en una oportunidad de negocios.

En las últimas semanas, ha capitalizado su nueva fama. "Usualmente solo bailo una vez al mes, y ahora bailo tres o cuatro veces al mes", dijo a CNN. "Así que ha sido realmente genial".

La actriz porno AJ Applegate le dijo a CNN que estaba "conmocionada" de ver a Daniels en el centro de las noticias internacionales. No hace mucho, añadió Applegate, Daniels había estado lista para abandonar definitivamente el cine porno.

LEE: Exmodelo de Playboy que asegura haber tenido romance con Trump demanda a la compañía que no publicó su historia

Fue durante una filmación en 2015, en las afueras de Los Ángeles. Daniels y Applegate filmaban "The Madam", una película para adultos donde Daniels interpreta a la dueña de una agencia de acompañantes y Applegate, una de sus chicas. Descansaban tras la escena de un trío, cuando Daniels se lo confesó.

"Esta probablemente será mi última escena. Puede que no dirija después de esto", dijo, según Applegate.

Applegate pensó que la implicación de su colega era clara. "Ella quería retirarse del negocio", dijo, y agregó: "Creo que cambió de opinión".