(CNN) - Al principio, no tenía sentido que el médico de fertilidad de Sally Ashby llorase al conocer que ella y su familia se mudaban a otro estado, de Idaho a Washington.

Ahora, décadas más tarde, en una demanda se asegura que el médico utilizó su propio semen para inseminar a Ashby durante un procedimiento de tratamiento de fertilidad, engendrando a su hija.

Según la demanda, Ashby y su esposo en ese momento, Howard Fowler, buscaron la ayuda del médico cuando tuvieron problemas para concebir un hijo. Ashby pensó que el doctor usó el semen de un donante anónimo, un estudiante universitario, para el procedimiento que condujo al nacimiento de su primera hija, Kelli Rowlette, en la primavera de 1981.

LEE: Médico de fertilidad usó su propio esperma "unas 50 veces” para inseminar a mujeres

Sin embargo, el año pasado, Rowlette, ahora de 36 años, descubrió a través de una prueba comercial de ADN que tenía un coincidencia genética de padres e hijos con el médico de su madre, el doctor Gerald Mortimer, de acuerdo con la demanda.

La portada de Ancestry.com, la página web que confirmó la paternidad del médico. Sin embargo, la justicia de Estados Unidos dará el veredicto final.
(Créditos: Jason Alden/Bloomberg)

Ashby, Rowlette y Fowler presentaron la demanda contra Mortimer; su esposa, Linda McKinnon Mortimer; y el grupo médico donde ejerció, Obstetrics and Gynecology Associates of Idaho Falls. La demanda incluye acusaciones de negligencia médica, falta de consentimiento informado, fraude, agresión, angustia emocional e incumplimiento de contrato.

Los esfuerzos para conseguir la réplica de Mortimer, ahora jubilado, no tuvieron éxito. Ni él ni su esposa han escogido a su abogado defensor.

Michael Wheiler, un abogado que representa a Obstetrics and Gynecology Associates de Idaho Falls, dijo que los profesionales de la salud que ahora brindan servicios allí no estaban involucrados en el caso.

Además, dijo Wheiler, él no tiene conocimiento de ninguna otra demanda de un paciente contra Mortimer.

"Ella estaba devastada"

Ashby y Fowler se encontraron con Mortimer en 1979, cuando eran una pareja casada que residía en Idaho Falls, según la demanda.

Tras diagnosticar problemas uterinos a Ashby y bajo número de espermatozoides a Fowler, Mortimer recomendó que la pareja se sometiera a una inseminación que involucrara un 85% de semen de Fowler y un 15% de un donante, dice la demanda.

La pareja estuvo de acuerdo con el procedimiento, según la demanda, pero solo si el donante era un estudiante universitario que se pareciera a Fowler, con cabello castaño y ojos azules, y que midiese más de 1,82 metros.

LEE: 26 mujeres pudieron haber sido inseminadas con el esperma incorrecto en Holanda

En 1980, Ashby descubrió que estaba embarazada, y Rowlette nació nueve meses después.

Mortimer se mantuvo como obstetra ginecólogo de Ashby durante varios años, y "dos años después del nacimiento de Kelli Rowlette, la señora Ashby y el señor Fowler lograron concebir un hijo sin asistencia médica", según la demanda.

"El doctor Mortimer lloró cuando la señora Ashby le informó que se mudaba. El doctor Mortimer sabía que Kelli Rowlette era su hija biológica, pero no le reveló esto a la señora Ashby o al señor Fowler", alega la demanda.

La demanda afirma que el uso de Mortimer de su propio esperma para embarazar a Ashby permaneció en secreto hasta julio.

Fue entonces cuando Rowlette tomó una prueba de ADN de Ancestry.com y notó que sus resultados predecían una relación padre-hijo con Mortimer. En ese momento, Mortimer era completamente desconocido para ella, según la demanda.

Creyendo que los resultados fueron un error, Rowlette le dio acceso a su madre a su cuenta de Ancestry.com, según la demanda.

"Cuando la señora Ashby estaba sola, accedió a la cuenta para investigar más. Cuando la señora Ashby vio el nombre del doctor Mortimer, quedó devastada. La señora Ashby contactó al señor Fowler, su ahora exmarido, y le transmitió la información que obtuvo de Ancestry.com. El señor Fowler también estaba devastado", dice la demanda.

LEE: Prueba de fertilidad masculina con smartphone tiene el 98% de precisión, según estudio

Para que coincida con alguien en Ancestry.com, el sitio web explica que ambas personas deben estar en su base de datos.

Mientras tanto, Rowlette no estaba al tanto de lo que ocurrió hasta octubre, cuando encontró documentos viejos en la casa de los Fowler. Era su certificado de nacimiento, y de acuerdo con la demanda, notó un nombre familiar firmado en él: "doctor Mortimer".

De acuerdo con la demanda, Rowlette estaba horrorizada.

En la demanda contra Mortimer, Rowlette y sus padres están solicitando un monto superior a 75.000 dólares más costos, desembolsos, honorarios razonables de abogados e intereses.