(CNN Español) - Tres mujeres fueron asesinadas la semana pasada en tres localidades diferentes de México. En dos de los casos, quienes las mataron pretendían robar a sus bebés. Los hechos ocurrieron en Tamaulipas (noreste del país), Tabasco (sureste) y Veracruz (este), según informaron las correspondientes procuradurías y uno de los gobiernos.

El primer caso del que se tuvo noticia fue el de la joven Jessica Gabriela, de solo 20 años. La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas (PGJT) informó el 1 de abril del hallazgo de su cuerpo después de haber desaparecido el 27 de marzo en la ciudad de Tampico.

MIRA: Condenan asesinato de activista María Guadalupe Hernández en México

Por su muerte hubo dos detenidos acusados del delito de homicidio doloso, según informó la PGJT.Según el relato de la Procuraduría, los agentes de la Policía Investigadora encontraron el cadáver de la joven después de que el 30 de marzo una de las detenidas acudiera a un hospital con el cadáver de un recién nacido y dijera que había sufrido un aborto, "lo cual se comprobó que era falso", indica la nota remitida a CNN en Español.

"Cabe señalar que este lamentable acontecimiento es un hecho aislado y no hay evidencia de que se haya presentado en más casos como se ha especulado en algunas cuentas de redes sociales", aseguró la PGJT.

El siguiente caso conocido fue el de Jenny Judith Seba Velasco, de 23 años. En esta ocasión, según informó el gobierno de Veracruz en un comunicado, el Grupo de Coordinación sí rescató al neonato, que había sido "extraído de manera violenta del viente de su madre".

LEE: Corte Suprema de México falla a favor del aborto en casos de violación

Según indica la nota, la "probable feminicida y secuestradora" se llama Brianda Padrón Cano y se ofrece una recompensa de hasta un millón de pesos (54.772 dólares de EE.UU.) "a quien proporcione datos que lleven a la captura de esta delincuente", señaló el 3 de abril el gobierno de la región.

La nota aseguraba que el menor se encuentra en resguardo de la Fiscalía General de Justicia y que está en "perfecto estado de salud".

El último caso conocido fue el de Alba Lisbeth, de 25 años, y hallada muerta en Tabasco. El 7 de abril la Fiscalía General del Estado de Tabasco informó de que la víctima, embarazada de ocho meses, había sido encontrada el 1 de abril. En este caso, sin embargo, la necropsia descartó que el robo del bebé hubiera sido el móvil del asesinato ya que "no hay heridas o cortes en la zona del vientre", informa la nota remitida a CNN en Español.

La Fiscalía investiga los hechos y de momento se desconoce al autor del asesinato de la mujer. La joven tenía otro hijo menor de edad que fue hallado cerca de la zona "con heridas menores y manchas de sangre; por lo que fue llevado a su casa por un vecino y posteriormente recibió atención médica".