(CNN Español) - Ecuador llora la muerte del equipo periodístico del diario El Comercio. Los dos periodistas y el conductor del equipo fueron secuestrados hace dos semanas en la frontera entre Ecuador y Colombia, en el sector de Mataje.

Su secuestro es un hecho histórico en Ecuador, pues en este país no se registraban secuestros a periodistas desde la década de 1980, según Fundamedios, una organización que sigue el trabajo de los medios en el país. Antes, de este secuestro, las guerrillas detenían durante algunas horas a los periodistas para transmitir algún mensaje de su interés.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó este viernes hacia el medio día el asesinato del equipo periodístico de El Comercio.

"Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido y no hemos pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, dijo el mandatario.

Javier Ortega, periodista

“Señor presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas”. Así se dirigió Ortega al presidente de Ecuador el pasado 2 de abril en un video de supervivencia revelado una semana después de su cautiverio en el que aparece junto a sus otros dos compañeros de equipo: Paul Rivas y Efraín Segarra. Él es el único que habla en el video.

“Emocionalmente estamos desfalleciendo”, agregó, con la voz entrecortada.

Ortega nació en Ecuador el 17 de diciembre de 1986. Vivió sus años de adolescencia en España, en la comunidad de Valencia, donde cursó la secundaria. Allí vivía con su padre y sus hermanos. De allí volvió solo a Ecuador para volver empezar sus estudios de comunicación social y periodismo en la Universidad Politécnica Salesiana, según un perfil publicado por las familias, divulgado por Fundamedios.

En 2010, a sus 24 años, el periodista empezó su carrera en Últimas Noticias, del grupo El Comercio, cuando aún era estudiante universitario, reseña ese diario. En principio cubría temas de ligas deportivas locales, pero un año después se unió a la redacción de sucesos, donde cubría temas de crímenes, delitos y víctimas, añade el diario.

Dos años después pasó a El Comercio, donde ha trabajado en temas de criminalidad, la corrupción y la violación de derechos humanos.

“Atento a los detalles, cauteloso y con la convicción de informar con responsabilidad lleva adelante reportajes vinculados con las leyes del país y lo hace con un enfoque humano, con un profundo respeto y apegado a lo que la ética dicta”, agrega Fundamedios.

Ortega era fanático del Barcelona y de su estrella, Lionel Messi.

Paúl Rivas, fotoperiodista

Este experimentado fotógrafo creció rodeado de cámaras, rollos, fotografías, pues su padre, Ángel Rivas, fue fotógrafo durante dos décadas, según El Comercio.

El fotoperiodista cumpliría 46 años el 25 de abril.

Desde hace 20 años trabajaba en El Comercio de Quito, un medio al que le ha entregado diferentes reconocimientos nacionales e internacionales, según Fundamedios.

Fundamedios lo describe como un hombre “sensible, extrovertido, alegre, jovial, solidario, sociable y muy inteligente”, que, gracias a su sensibilidad con los problemas sociales, ha logrado hacer reportajes a través de las imágenes. Uno de ellos “Desaparecidos y tatuados en la piel”, un trabajo con el que quiso visibilizar la incertidumbre de no hallar un familiar desaparecido. Fue publicado en 2013.

También hizo fotorreportajes para El Comercio sobre los habitantes que viven en la falda del volcán Tungurahua, y sobre los ecuatorianos que se van del país. En este último expuso cómo viven los ecuatorianos que llegan a España a buscar nuevas oportunidades, según Fundamedios.

Efraín Segarra, conductor

Tenía 60 años. Nació el 5 de diciembre de 1957 y es oriundo de Pasaje, en El Oro, pero desde su infancia vive en Quito, la capital ecuatoriana, donde se enamoró, se casó y tuvo dos hijos, según un perfil publicado por Fundamedios.

Segarra apareció en el video de supervivencia con una camiseta roja, a la izquierda de Ortega, sosteniendo una de las cadenas con su mano izquierda. Su hijo Christian Segarra, le dijo a CNN después de conocer el video de supervivencia, que “es desgarrador verlos con cadenas en sus cuellos”.

Trabajó durante 36 años como conductor, 16 de ellos ha estado en equipos periodísticos. En El Comercio le decían “Segarrita”.

“Su camioneta azul es un reflejo de su personalidad”, relata El Comercio en su perfil. “Siempre está impecable, adentro no faltan papel higiénico, franela, luces LED, agua e iniciales de su nombre pegadas cerca del radio. Sobre el tablero del volante lleva una figura de la Virgen”.

Fundamedios lo describe como un hombre curioso, como un reportero, fotógrafo y asistente de locación innato: “Es que casi dos décadas en el mundo de la prensa le han contagiado el amor al oficio”.

El presidente Lenín Moreno volvió a Ecuador desde Lima este jueves después de conocerse unas presuntas fotografías que mostrarían a los dos periodistas y al conductor sin vida. Muy consternado manifestó su indignación. Dio un plazo de 12 horas para que los secuestradores den pruebas de vida.

Moreno agregó que si no daban pruebas de vida de los secuestrados, irían a buscar a los periodistas y al conductor con todos sus medios a su alcance.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, envió este viernes a Quito al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas y los comandantes de la Policía y el Ejército para tratar esta crisis.

El miércoles de esta semana circuló un comunicado supuestamente de un grupo disidente de las FARC al mando de alias ‘Guacho’, señalado por las autoridades colombianas como el responsable del secuestro de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, en el que informan de la muerte de los secuestrados.

En el comunicado, cuya veracidad CNN no ha podido comprobar, el grupo ‘Óliver Sinisterra’ dice que Ecuador y Colombia “hicieron desembarcos en varios puntos donde estaban los señores retenidos, lo cual produjo la muerte de los dos periodistas y el conductor”. El presidente Moreno volvió a Ecuador desde Lima después de conocerse unas presuntas fotografías que mostrarían a los dos periodistas y al conductor sin vida.

El gobierno de Ecuador dijo que siguen las investigaciones por unas fotografías que supuestamente muestran a los periodistas y el conductor del diario El Comercio secuestrados hace 17 días.

Las autoridades aseguran que continúa la búsqueda de los periodistas.