(CNN Español) – Mientras el luto invade a Ecuador por el asesinato de los dos periodistas y el conductor del diario El Comercio que fueron secuestrados el pasado 26 de marzo, las autoridades buscan a Walter Patricio Arizala Vernaza, alias ‘Guacho’: el hombre acusado de estar detrás de los crímenes. Este viernes, tras confirmar la muerte del equipo periodístico, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno ofreció una recompensa de 100.000 dólares por información que permita capturarlo. También fue incluido en el primer lugar de la lista de los más buscados del país.

‘Guacho’ lidera un grupo de disidentes de la hoy desmovilizada guerrilla colombiana de las FARC: el ‘Óliver Sinisterra’, según lo reveló la semana pasada el comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto José Mejía, durante una entrevista radial. Mejía sostuvo que esa agrupación sería la responsable de secuestrar a Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, de El Comercio. El conductor y los periodistas desaparecieron tras cruzar un retén militar en el sector de Mataje en la provincia de Esmeraldas, al norte de Ecuador y zona fronteriza con Colombia.

En un comunicado del miércoles, cuya veracidad CNN no ha podido comprobar, el grupo ‘Óliver Sinisterra’ dice que Ecuador y Colombia “hicieron desembarcos en varios puntos donde estaban los señores retenidos, lo cual produjo la muerte de los dos periodistas y el conductor”.

'Guacho' solo se comunicaba 10 minutos al día

La Policía de Ecuador reveló que ‘Guacho’ solo se comunicaba por WhatsApp y se conectaba a su teléfono móvil apenas 10 minutos al día, como lo reportó el diario oficial de Ecuador, El Ciudadano.

La entidad también indicó este viernes que se mantuvo contacto con él para negociaciones hasta el 7 de abril, cuando ‘Guacho’ dejó de contestar su teléfono. Según la Policía, todas las acciones y diálogos fueron conocidas por los familiares de las víctimas. ¿Qué pedía el secuestrador? De acuerdo a lo reportado por El Ciudadano, inicialmente exigió que fueran liberados tres miembros de su organización detenidos en Ecuador, pero días después, el 2 de abril, añadió más peticiones y solicitó que se eliminara la colaboración con Colombia en la zona de frontera.

Paso por la guerrilla

Las autoridades colombianas han informado que ‘Guacho’ es un ciudadano ecuatoriano y exmilitante del frente Daniel Aldana de las FARC, que tenía a su cargo el cuidado de los cultivos ilícitos de coca en la frontera con Ecuador. Llegó a dicha guerrilla en 2007 y permaneció allí hasta finales de 2016, cuando supuestamente desertó debido a una serie de disputas internas con la cúpula de las FARC.

En una entrevista con el la cadena colombiana de televisión RCN, ‘Guacho’ confirmó su asociación con la guerrilla, pero aclaró que se separó del grupo cuando se firmó el acuerdo de paz con el Gobierno. Según dijo, considera que ese pacto solo favorece a los altos mandos de las FARC y no a los guerrilleros rasos.

Si bien algunos líderes de las FARC –que dejó las armas y se convirtió en un movimiento político– negaron sus nexos con ‘Guacho’, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz le confirmó a CNN en octubre pasado que este hombre habría estado de forma temporal en las zonas de preagrupamiento de la guerrilla tras la firma del acuerdo, lugares donde permaneció hasta su deserción en 2016.

El prontuario

En octubre de 2017, ’Guacho’ participó en un episodio violento ocurrido en Tumaco, al suroccidente de Colombia, donde seis campesinos cocaleros fueron asesinados. La Policía de ese país señaló que una banda comandada por él lanzó bombas y disparó indiscriminadamente contra los campesinos y funcionarios policiales.

Un comunicado del Ejército relató que cuando su personal y el de la Policía acompañaban a grupos de erradicación en la zona de Puerto Rico, en Tumaco, ‘Guacho’ y su grupo habrían lanzado al menos cinco cilindros bomba contra los oficiales de la Fuerza Pública y civiles que estaban en el lugar. “Luego atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades”, añadió el Ejército.

CNN no pudo confirmar estos datos de manera independiente.

‘Guacho’ también fue acusado por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos,  de ser el responsable del atentado con carro bomba en una estación de Policía de San Lorenzo, Ecuador, perpetrado el pasado 27 de enero. De hecho, en febrero, el mandatario colombiano duplicó la recompensa por dar con su paradero de de 150 millones de pesos (55.394 dólares) a 300 millones de pesos (110.699 dólares).

Además, según señaló el Ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas el pasado 23 de marzo –días antes del secuestro del equipo periodístico de El Comercio–, el grupo que dirige ‘Guacho’ “ha causado enormes daños a comunidades tanto en el Ecuador como en Colombia, y está dedicado a esa ruta del narcotráfico que hemos podido a empezar a desmantelar”.