Sergei y Yulia Skripal

(CNN) - Rusia ha llevado a cabo programas para investigar métodos de distribución de agentes neurotóxicos, "incluyendo la aplicación en pomos de puertas" y es "muy probable" responsable del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, según hizo público la agencia de inteligencia de Gran Bretaña este viernes.

En una carta al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el asesor de seguridad nacional de Reino Unido Mark Sedwill dice que "no hay una explicación alternativa plausible" para el ataque de Salisbury el 4 de marzo que dejó a los Skripals hospitalizados.

"Solo Rusia tiene los medios técnicos, la experiencia operativa y el motivo", escribe.

MIRA: Triste final para las mascotas del exespía Skripal y su hija

La policía cree que el padre y la hija entraron en contacto por primera vez con el agente neurotóxico, identificado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) como Novichok, en la casa de Sergei Skripal. La concentración más alta de la sustancia se encontró en la puerta de entrada.

Yulia fue dada de alta del hospital a principios de esta semana y se mantiene en paradero desconocido. Su padre permanece hospitalizado pero ya no está en estado crítico.

Rusia ha negado cualquier relación con el incidente, sobre el que Reino Unido acusa a Moscú. El suceso ha dado lugar a una espiral de disputas diplomáticas entre las dos naciones.

En un comunicado el jueves, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo que el Kremlin "no tomará ninguna conclusión con respecto al caso Skripal hasta que los expertos rusos tengan acceso a las víctimas mismas, así como a los materiales mencionados en el informe pericial de la OPAQ y todo el volumen de información disponible en Londres".

Rusia y el Novichok

En su carta, Sedwill describe cómo la Unión Soviética "desarrolló una nueva clase de agentes neurotóxicos de cuarta generación, conocidos como Novichoks" durante la década de 1980 y Rusia fue probablemente la única república soviética que persiguió "un programa ofensivo de armas químicas después de la independencia".

LEE: El exespía ruso Sergei Skripal sale del estado crítico tras el envenenamiento

Identifica una rama del instituto de investigación ruso en Shikhany cerca de Volgogrado en el sur de Rusia como el principal responsable de ese trabajo. La misma instalación fue nombrada en un informe del periódico británico The Times la semana pasada como el lugar donde se fabricó el agente neurotóxico utilizado contra los Skripals, y el documento cita fuentes de seguridad británicas.

Mikhail Babich, enviado del Kremlin en el Distrito Federal del Volga, rechazó el informe. "Todas las bases donde se almacenaron las armas químicas son bien conocidas", dijo a la agencia de noticias Interfax. "Shikhany no es una de ellas".

Tras decir Sedwill que Rusia es probablemente la única exrepública soviética que puede haber fabricado el Novichok, describe cómo Rusia lanzó un programa para probar métodos de distribuir agentes de guerra química y para capacitar al personal en su uso.

Sergei y Yulia Skripal

¿Son "objetivos legítimos" los desertores?

Con respecto a los propios Skripals, Sedwill afirma que las cuentas de correo electrónico pertenecientes a Yulia Skripal fueron blanco de los agentes de inteligencia rusos en 2013, "lo que indica el interés del servicio de inteligencia ruso en los Skripals".

"Es muy probable que los servicios de inteligencia rusos vean al menos a algunos de sus desertores como blancos legítimos de asesinatos", escribe Sedwill, aludiendo a un posible motivo para atacar a Sergei Skripal, un exmilitar ruso condenado por ser un espía británico.

LEE: Reino Unido: Rusia hackeó email de la hija del exespía ruso Sergei Skripal en 2013

Argumenta que "Rusia tiene un historial comprobado de conducir un asesinato patrocinado por el estado", haciendo referencia al asesinato del exespía ruso Alexander Litvinenko en 2006. Una investigación pública británica concluyó que había una "gran probabilidad" de que el envenenamiento fuera dirigido por el FSB, la máxima agencia de seguridad rusa.

Poco después del ataque en Salisbury, el ministro de Interior de Reino Unido, Amber Rudd, pidió a la policía y la agencia de inteligencia MI5 que investigaran nuevas denuncias de participación estatal rusa en varias muertes en Reino Unido, según un informe de Buzzfeed, que alega vínculos rusos con 14 muertes sospechosas en el país.

El embajador de Rusia en Reino Unido, Alexander Yakovenko, dijo el viernes que las afirmaciones de que las agencias de inteligencia de su país espiaban a los Skripals fueron una "gran sorpresa", pero agregó que aún no había visto la carta de Sedwill.