(CNN) - Tras el tiroteo en Parland, Florida, un distrito escolar en el suburbio de Erie, Pensilvania, empezó a elaborar su plan de seguridad. Entre sus medidas: dar bates de béisbol de madera en miniatura para cada uno de sus 500 profesores.
En un mensaje en línea, William Hall, superintendente del distrito escolar Millcreek Township, dijo que los bates "podrían ser usados como un arma contra tiradores activos igual que otro objeto en la habitación", añadiendo que ellos permanecerán encerrados en clase y "solo se usarán en situaciones de bloqueo duro".

MIRA: 17 tiroteos en escuelas de Estados Unidos en lo que va de 2018

En redes sociales, sin embargo, la idea está siendo ridiculizada.

"Felicidades, ahora su distrito es el hazmereír de todo el país", escribió un comentador en la página de Facebook del distrito. "¿Qué va a hacer un profesor, usar su minibate de béisbol como un sable de luz para desviar las balas de un potencial pistolero???".

William Hall, superintendente del Distrito Escolar Millcreek Township en el oeste de Pensilvania, muestra uno de los bates en miniatura que se entregan a los maestros.

El movimiento llega cuando los distritos escolares de todo el país están revisando sus nuevas medidas de seguridad, incluyendo la posibilidad de armar a profesores, en la ola después del tiroteo de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, donde murieron 17 personas.

MIRA: Analizan la eficacia de la propuesta de Trump de armar a los maestros

Las escuelas de Millcreek Township emitieron su nuevo plan de seguridad el 2 de abril. Junto a él venían sesiones de entrenamiento para que los empleados aprendan a responder ante una situación con tirador activo. El plan se llama T.R.O.J.A.N., que significa "evaluación de amenazas, correr, obstruir y bloquear, unir fuerzas, atacar y nunca darse por vencido".

Pero todo el mundo parece estar hablando de los bates.

Hall contó a la afiliada de CNN WSEE el martes que los bates de 40 centímetros, que parecen regalos vendidos en tiendas de béisbol, costarán al distrito unos 1.800 dólares.

Después de una amplia cobertura de los medios, Hall publicó un mensaje actualizado el jueves en el que explicaba que los bates tenían la intención de ser simbólicos, un recordatorio de que, en caso de un tiroteo, los maestros podrían tener que pelear.

MIRA: Las 27 palabras de la Segunda Enmienda: ¿qué hay detrás del debate por el control de armas en EE.UU.?

"No es el principal impedimento, sino que es algo que puede usarse en una situación de emergencia y simboliza nuestra intención de adoptar un enfoque activo para defender a nuestros estudiantes y personal bajo amenaza", dijo.

CNN se puso en contacto con la oficina del superintendente para más comentarios y fue dirigida al comunicado, publicado en la página web del distrito.

Jon Cacchione, presidente del sindicato local de profesores, contó a WSEE que apoya la decisión de armar a profesores con bates: "Es una herramienta que tenemos en un momento en el que no tenemos nada más", dijo.

"En teoría, las opciones cuando hay un ataque son hacer ruido, distraer o defenderse contra un tirador activo. Para un aula u oficina, esto se traduce en libros, grapadoras, sillas, extintores de incendios, etc., que se utilizan como herramientas de defensa", Hall agregó en su declaración del jueves.

El distrito escolar también ha implementado otras medidas de seguridad, tales como asegurar las entradas y comprar kits para parar sangrados para todos los salones.