(CNN) - Fue Donald Trump, presidente de Estados Unidos, quien optó por abandonar el plan de imponer más sanciones a Rusia, por apoyar el ataque de armas químicas de Siria contra civiles, según tres altos funcionarios del gobierno y una fuente familiarizada con esta decisión.

La primera fuente del gobierno aseguró que la administración Trump informó al gobierno ruso que no habrá más sanciones. El funcionario precisó que la llamada se hizo a la Embajada de Rusia en Washington este domingo. Dijeron que la confusión surgió tras los comentarios hechos por Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, en una entrevista en un programa dominical. Ella declaró que venían nuevas sanciones, lo que hizo necesaria la llamada.

El segundo funcionario del gobierno dijo que una persona de alto rango del Departamento de Estado llamó a la embajada rusa para decir que los comentarios de Haley sobre las sanciones no eran correctos. La fuente dijo que el funcionario del Departamento de Estado no les dijo a los rusos que no enfrentarían ninguna sanción, pero les precisó que el tema todavía estaba bajo consideración.

MIRA: ¿Estamos cerca de un conflicto con las grandes superpotencias?

El equipo de seguridad nacional de Trump parece haber alcanzado el consenso necesario para castigar a Rusia por su apoyo al ataque que dejó al menos 75 muertos en Siria. Haley dijo el domingo a 'Face the Nation' de CBS que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunciaría sanciones en Rusia al día siguiente.

Donald Trump, en una reciente captura de video.

CNN se contactó con la Casa Blanca y el Departamento de Estado para obtener un comentario pero aún no ha obtenido respuesta.

En una conferencia de prensa, este miércoles, a Donald Trump se le consultó sobre las sanciones impuestas.

"Haremos las sanciones tan pronto como se lo merecen", dijo Trump en la Florida. "No ha habido nadie más duro con Rusia que el presidente Donald Trump", agregó.

El tercer alto funcionario de la administración le dijo a CNN que no está exactamente claro por qué Trump se opuso a otro grupo de sanciones. La fuente familiarizada dijo que el problema no era que las sanciones "no estuviesen listas", sino que Trump simplemente no quería que se dieran ahora.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, confirmó a CNN que la administración Trump notificó a la Embajada de Rusia en Washington que, de hecho, no se aplicarán más sanciones. La noticia se publicó por primera vez en The Washington Post.

El cambio de postura de Trump plantea nuevamente dudas sobre su afinidad con Rusia. Ello pese a la intromisión de Moscú en las elecciones estadounidenses de 2016, su presunto uso de armas químicas en suelo extranjero para atacar a un exespía y su respaldo al régimen sirio mientras lleva a cabo posibles crímenes de guerra contra su propio gente.

LEE: ¿Qué represalias podría tomar Rusia contra Estados Unidos?

Los intentos de la administración de revertir los comentarios del domingo de Haley se propagaron por Washington, y el comentario del asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, de que "podría haber habido alguna confusión momentánea" del embajador de la ONU provocó una fuerte refutación.

"Con el debido respeto, no me confundo", respondió Haley a Kudlow el martes.

Dos funcionarios del gobierno familiarizados con el asunto dicen que Trump cambió de opinión sobre la imposición de sanciones adicionales y que no fue comunicado a Haley. Una fuente describió el asunto como un error de comunicación.

Las fuentes dicen que cuando Haley hizo su aparición televisiva el domingo, se basó en información precisa que había recibido en una sesión informativa de la Casa Blanca. No está claro exactamente cuándo fue que Trump cambió de opinión, antes o después de la aparición de Haley en televisión.

La fuente con conocimiento de las discusiones dijo que Trump no estaba contento con que Haley hablara públicamente sobre las sanciones antes de estar listas. La fuente dijo que Trump también estaba molesto porque, en su opinión, los europeos no estaban alistando tantos castigos contra Rusia.

Dos docenas de países expulsaron a diplomáticos rusos para protestar por el envenenamiento de un exespía ruso y su hija en suelo británico. La fuente familiarizada con el tema dijo que Trump estaba irritado por el hecho de que Estados Unidos expulsó a 60, que era mucho más que Francia y Alemania.

LEE: Rusia cerrará el consulado de EE.UU. en San Petersburgo y expulsará a diplomáticos

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo este martes que el gobierno aún considera nuevas sanciones contra Moscú. "No tenemos nada preparado, nada listo para anunciar en este momento", detalló.

En términos más generales, Trump ha mantenido en privado su deseo de reunirse nuevamente con Vladimir Putin, a quien llamó para felicitarlo luego de que el presidente de Rusia ganara la reelección en marzo, según un cuarto alto funcionario de la administración.

Nicole Gaouette de CNN y Nathan Hodge contribuyeron a este informe.