(CNN) - Rashon Nelson y Dante Robinson, los dos hombres que fueron arrestados en un Starbucks en Filadelfia, y cuyo arresto provocó protestas y disertaciones nacionales, aparecieron en una entrevista en Good Morning America dando detalles de primera mano sobre lo que ocurrió el día del incidente.

Robinson dijo que quiere que los “hombres jóvenes” no se sientan “traumatizados” por esta situación, sino que sean “motivados” e “inspirados” por ella. Nelson agregó que esto es algo que ha estado ocurriendo durante años y que no solo “es una cosa de gente negra”, sino “una cosa de la gente” y que quiere ver un “verdadero cambio”.

Rashon Robinson relató que ambos estaban juntos para una reunión de bienes raíces y que habían trabajado durante varios meses. Luego dieron detalles de qué fue lo que ocurrió.

Cuando Nelson llegó al lugar pidió usar el baño, pero le dijeron que el servicio era únicamente para los clientes. Entonces fue a reunirse con Robinson a la mesa. Un empleado de Starbucks les preguntó a ambos si podía ofrecerles algo y ellos dijeron que estaban bien, que estaban esperando una reunión y que sería algo “realmente rápido”.

Luego llegó la policía, que de acuerdo con el relato de Robinson, no hizo preguntas ni tampoco les leyó sus derechos y por el contrario solo les dijeron que debían irse “esposados por la espalda con doble llave”.

“Realmente no me di cuenta de lo que estaba pasando”, dijo Robinson.

LEE: El arresto de dos hombres en un Starbucks se vuelve viral y desata críticas

Robinson dijo que entiende que las “reglas son reglas”, pero que “los derechos son derechos” y “lo que está mal, está mal”.

El abogado de ellos, Stewart Cohen, también apareció en la entrevista y dijo que ni un solo testigo dijo que los hombres se estuvieran portando mal.

Cohen agregó que se acercó a Starbucks y solicitaron una mediación con un juez federal retirado en Filadelfia y Starbucks estuvo de acuerdo con la propuesta.

Tras el alboroto por el arresto de los dos hombres, Starbucks anunció que cerrará sus más de 8.000 tiendas en Estados Unidos en la tarde del 29 de mayo para educar a los empleados sobre el sesgo racial.

El presidente de la compañía, Kevin Johnson, se reunió con los dos hombres el lunes y se disculpó por la forma en que fueron tratados, dijo un vocero de la compañía.

La compañía dice que la gerente que llamó a la policía ya no está trabajando en esa tienda. Starbucks no hizo comentarios sobre las versiones que indican que ella se fue de la compañía por mutuo acuerdo.