(NIKLAS HALLE'N/AFP/Getty Images)

CNN) - Una oficial de policía en Ludwigshafen, Alemania, una ciudad industrial en Renania-Palatinado, recibió en marzo una solicitud poco usual.

Llegó por parte de un distraído hombre de 34 años quien llegó a la estación de policía la tarde de un martes.

Preocupado por su privacidad, el hombre se rehusó a dar su nombre a la oficial a cargo. Pero, sin dudarlo, reveló información de una naturaleza extremadamente íntima.

Él ya no podía entender a su compañera de vida, le dijo a la oficial. Quería romper con ella, pero le daba nervios hacerlo, dijo la policía en un comunicado.

Desesperado, el hombre preguntó: ¿Podría ayudarle la policía a separarse de su pareja? ¡Él simplemente quería terminar la relación!

Comprometida a ayudar a la gente, la policía presumiblemente ocultó su sorpresa (y posiblemente aguantó la risa) antes de tomar asiento frente al sujeto. Entonces, con voz calmada, la oficial - de quien se desconoce si está en una relación - listó varias opciones para romper con una pareja de muchos años.

Finalmente, la mujer dijo que esas opciones eran la única ayuda que podía ofrecer; ella no podía ayudarlo a "cerrar el círculo". Aunque sí podía ofrecerle un consejo: él solo tendría que ir a casa y poner fin a la relación.

Muy pocos detalles de este inusual intercambio fueron ofrecidos por el reporte de la policía, por lo que el consejo de la oficial sigue siendo un misterio abierto a la especulación.

¿Le sugirió al hombre utilizar el clásico: "no eres tú, soy yo"? ¿Le aconsejó terminar la relación vía mensaje de texto o email? ¿O recomendó que lo hiciera cara a cara?

El reporte de la policía sobre el sujeto anónimo que quería ayuda de una oficial para terminar su relación de pareja concluye: "Probablemente nunca sabremos el final de esta historia de amor".