James Shaw Jr. forcejeó con el atacante Travis Reinking y logró arrebatarle el arma.

(CNN) - Tan pronto como escuchó los disparos, James Shaw Jr., de 29 años, corrió a esconderse en los baños. Pero no perdió de vista al atacante.

Y en el momento en que el atacante hizo una pausa, según la policía, Shaw decidió emboscarlo.

Ese acto heroico de un cliente salvó incontables vidas en un restaurante Waffle House del área de Nashville, donde un atacante semidesnudo mató a cuatro personas la madrugada del domingo.

"Él vio al atacante revisando su rifle. En ese momento, los tiros se detuvieron", dijo Don Aaron, portavoz del Departamento de la Policía Metropolitana de Nashville.

"Así que decidió ir hacia el pistolero, logró arrebatarle el rifle, lo lanzó por encima del mostrador. En ese punto, el atacante huyó".

Shaw sufrió heridas menores durante el forcejeo, incluyendo cortados y un codo lastimado.

"Él es el héroe aquí, y sin duda salvó muchas vidas al arrebatar el arma y luego arrojarla por encima del mostrador, obligando al hombre a marcharse", dijo Aaron.

Un testigo, Chuck Cordero, vio todo desde fuera de los famosos ventanales de gran tamaño de Waffle House.

Mientras escapaba, "volteé y había un caballero forcejeando con el atacante", dijo Cordero a la afiliada de CNN, WSMV.

"Fue un héroe... de haber logrado ese sujeto recargar su arma, había mucha más gente en el restaurante".