(CNN) - El ejército de Corea del Sur anunció el lunes que apagó los altavoces que emiten propaganda en la frontera altamente militarizada con Corea del Norte, en un aparente gesto de buena voluntad antes de la cumbre histórica del viernes entre los líderes de las dos naciones.

Los altavoces, que se escuchan a través de varios kilómetros en el lado norte, han estado emitiendo de forma regular desde enero de 2016, cuando se volvieron a encender como respuesta a la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte. Transmiten música pop coreana, noticias y pronósticos meteorológicos: fragmentos de la vida cotidiana en el sur que están estrictamente prohibidos para los norcoreanos.

Aunque Corea del Norte también realiza transmisiones de propaganda propias, desde hace tiempo se ha opuesto al uso de altavoces por parte del Sur, y en ocasiones ha respondido con fuego de artillería.

MIRA: La reunión entre el director de la CIA y el líder de Corea del Norte sorprende a políticos en EE.UU.

El movimiento representa una modesta concesión a Pyongyang días antes de que su líder, Kim Jong Un, se reúna con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en una cumbre entre los dos países.

Será la primera vez que los líderes de las dos Coreas, que técnicamente siguen en guerra desde que la guerra de Corea terminó con tregua en 1953, se sienten cara a cara para hablar en más de una década.

Soldados surcoreanos ocultan una tapa de los altavoces en una base militar cerca de la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte el 8 de enero de 2016 en Corea del Sur.

Un vocero del Ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo que la decisión se tomó "para aliviar la tensión militar entre las dos Coreas y crear un ambiente pacífico para la próxima cumbre".

Los preparativos para la reunión están ahora en pleno apogeo, y las conversaciones a nivel de trabajo entre los dos países comenzarán el lunes para dar más detalles. La persona designada por el Departamento de Estado de EE.UU. para asuntos del este de Asia y el Pacífico, Susan Thornton, también se encuentra en Seoul, donde tiene previsto reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha.

MIRA: ¿Qué cambió en las relaciones de Corea del Norte con el mundo?

La desnuclearización como punto de fricción

La cumbre en sí misma, y una potencial próxima reunión entre Kim y Trump, sería impensable hace un año, cuando el ruido de sables entre Washington y Pyongyang se combinó con el aumento de las pruebas nucleares y de armas balísticas de Corea del Norte para aumentar dramáticamente las tensiones.

Es probable que el tema de la desnuclearización ocupe un lugar destacado en la agenda de la cumbre, pero no está claro qué exactamente constituye el término.

Se espera que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su administración busquen el desmantelamiento completo, verificable e irreversible del programa nuclear de Pyongyang, un objetivo político establecido que se remonta a la administración Clinton.

Analistas opinan que los norcoreanos ven la desnuclearización como una carga que ambas partes deben compartir. Si el Norte renunciara a sus armas nucleares, podría pedir a cambio que Estados Unidos retire sus activos con capacidad nuclear de la región, e incluso eliminar a Corea del Sur de su paraguas nuclear —un compromiso de Estados Unidos para usar su armas nucleares en defensa de sus aliados—.

Moon dijo el jueves que los norcoreanos han abandonado su tradicional demanda de que Estados Unidos retire sus fuerzas de Corea del Sur y que él cree que ambas partes no difieren en lo que respecta al "concepto de desnuclearización".

¿Un futuro brillante?

El sábado, Kim anunció que Pyongyang había tenido éxito en su esfuerzo por desarrollar capacidades de armas nucleares y que ya no realizaría las pruebas necesarias para perfeccionar o mejorar sus armamentos.

Esas pruebas, ya sea disparando misiles o detonando armas nucleares bajo tierra, son violaciones del derecho internacional y se consideran acciones altamente provocativas dentro de la comunidad internacional.

Moon dijo el lunes que la decisión fue un paso crucial hacia la desnuclearización.

"Es una luz verde que mejora el éxito de la cumbre Norte-Sur y Corea del Note-Estados Unidos", dijo el líder surcoreano, según un comunicado emitido por su oficina.

"Si Corea del Norte pasa de una congelación nuclear a completar el desmantelamiento nuclear, se puede garantizar un futuro brillante para el país".

Una fuente de Corea del Norte dijo a CNN que Kim finalmente ha decidido abrir un nuevo capítulo para su nación. Kim se ha comprometido con el camino de la desnuclearización y ahora se centrará únicamente en el crecimiento económico y la mejora de la economía nacional, dijo la fuente.

Según los informes, Trump, quien encabezó el plan de aislamiento económico y diplomático de Corea del Norte, pedirá a Kim que desmantele el arsenal nuclear del país sin ceder un terreno significativo a las sanciones económicas, informó el domingo The Wall Street Journal.

Corea del Sur, Corea del Norte, altavoces, frontera, propaganda, militar

Un militar frente a los altavoces de propaganda de Corea del Sur frente a la frontera con Corea del Norte.

Irán no se fía de Estados Unidos

Trump está tomando una postura similar de línea dura cuando se trata del acuerdo nuclear con Irán, que fue negociado bajo la administración del presidente estadounidense Barack Obama.

El actual presidente de EE.UU. ha amenazado con retirarse del acuerdo a menos que se haga más para detener lo que él cree que son las acciones desestabilizadoras de Teherán en el Medio Oriente.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, advirtió de que los esfuerzos de Trump para rehacer el acuerdo con Irán podrían obstaculizar sus esfuerzos con Corea del Norte.

"Esto no es un acuerdo bilateral entre Irán y Estados Unidos y retirarse de él sería visto por la comunidad internacional como una indicación de que Estados Unidos no es un socio confiable en la comunidad internacional", dijo Zarif en una entrevista con CBS Noticias.

Will Ripley, Jung-eun Kim, Paula Hancocks y Jamie Tarabay contribuyeron a este reporte