(Crédito: FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - En un partido emocionante lleno de goles, en el que la Roma se despertó al final, Liverpool dejó goleó al conjunto italiano y se acercó a la final de la Champions League.

Fue Mohamed Salah, exfutbolista de la Roma, el verdugo del cuadro de La Loba. El partido terminó 5-2.

El goleador del equipo inglés, que ha hecho una temporada increíble, marcó los primeros dos y asistió los siguientes dos, anotados por Mané y Firminho.

Firminho marcó el quinto con asistencia de Milner.

Salah apenas celebró. Le guarda cariño a su equipo anterior. Pero es con Liverpool con el que está alcanzando la gloria.

Y cuando el partido iba 5-0, Salah salió del encuentro y la Roma anotó dos goles en los últimos 10 minutos, uno de Dzeko al 81 y un penalti de Perotti.

Los dos goles disminuyen la brecha y dejan un campo de esperanza para la Roma, pero el Liverpool fue muy superior. Los italianos ya no tienen que marcar 6 para pasar a la final, pero en todo caso sí anotar 3 y dejar su arco en cero, algo muy difícil cuando en el rival está el egipcio Salah.