(CNN) - Es poco reconfortante escuchar a algunos de los mejores científicos en el mundo decir cosas como: "Nunca antes había visto algo así".

Por suerte, esta desconcertante imagen de unos agujeros en una capa del Ártico parece acercarse más un acertijo que al descubrimiento de, digamos, gusanos de hielo gigantes.

La imagen fue tomada en el Mar de Beaufort, cerca al Océano Ártico, por la Operación IceBridge de la NASA. Cada año, durante este proyecto, una flota de aviones de investigación sobrevuela las dos regiones polares del planeta, registrando imágenes detalladas y fascinantes de algunos de los lugares más gélidos y menos visitados de la Tierra.

LEE: La NASA lanzó su satélite cazador de planetas

En la mitad de esta imagen se ven tres puntos: esos son los agujeros en el hielo. A la izquierda de ellos puede observarse lo que la NASA denomina "características de ondulación" y a la derecha, trazando trazando una línea vertical en la imagen, el "surco".

Esta imagen de la NASA registró agujeros de los que se desconoce su origen. Fueron hallados en la superficie de algunas capas de hielo en el Mar de Beaufort.

Según la NASA, el "surco" se produce cuando los témpanos de hielo colisionan y forman una cresta irregular en el punto de su unión.

Pero son los agujeros los que realmente llamaron la atención de la NASA.

"Definitivamente es un área de hielo delgado, ya que puedes ver el surco cerca a los agujeros y el color es lo suficientemente gris como para indicar que la capa de nieve es poca", explicó Nathan Kurtz, científico del proyecto IceBridge, en un comunicado de la NASA.

"No estoy seguro de qué tipo de dinámicas podrían llevar a las características en forma de semicírculo que rodean los agujeros. Nunca antes había visto algo así", reconoció.

La imagen se presentó como el "Puzzler" de la NASA para abril de 2018. El "Puzzler" es una serie en la que se publican imágenes interesantes e invita a las personas a adivinar lo que están observando. Lo cual tiene sentido porque incluso quienes tomaron la foto están haciendo algunas conjeturas.

Según un comunicado de la NASA, hay algunas teorías: los agujeros podrían ser el resultado de canales de agua cálidos que fluyen debajo del hielo, o podrían deberse a algún mamífero marino, como una foca, que se asoma por la superficie del hielo, desde abajo, para respirar.