(CNN) - Se conoce a esta carrera de caballos como los "dos minutos más emocionantes del deporte".

Pero, ¿qué hace tan especial al Derby de Kentucky?

Estas son cinco razones para no perderse la carrera, que se realiza este sábado en el hipódromo de Churchill Downs, en Louisville, Kentucky.

El acontecimiento deportivo más antiguo de Estados Unidos

El primer Derby de Kentucky se celebró en Churchill Downs el 17 de mayo de 1875. Una multitud de 10.000 personas fue testigo del triunfo del potro Aristides, de tres años, montado por el jinete afroamericano Oliver Lewis.

El Derby se celebra en el mismo lugar desde entonces, incluso durante las Guerras Mundiales y la Gran Depresión de la década de 1930, por lo que es el acontecimiento deportivo que más tiempo lleva realizándose en el país.

Se espera que la 144ª edición de la carrera para purasangres de tres años atraiga a más de 150.000 espectadores.

El Derby es la primera de las tres carreras de la prestigiosa Triple Corona, que también incluye el Preakness Stakes en Baltimore y el Belmont Stakes en Belmont Park, Nueva York.

Una historia literaria

El Derby de Kentucky ha sido cubierto por algunos de los escritores más famosos de Estados Unidos.

En 1925, el columnista deportivo de Nueva York, Bill Corum, bautizó al Derby con el apelativo de la "Carrera de las Rosas" porque el caballo ganador es adornado con una guirnalda de cientos de rosas rojas.

En 1935, el legendario escritor deportivo de Tennessee, Grantland Rice, describió así la carrera:

"Esos dos minutos y un segundo más o menos del derby generan más emociones por segundo que ningún otro deporte".

Su frase ha sido simplificada desde entonces para describir el Derby como "los dos minutos más emocionantes del deporte" o "los dos mejores minutos de los deportes".En 1955, el autor estadounidense William Faulker, ganador del Premio Pulitzer y Premio Nobel, y sureño como Rice, cubrió la carrera para Sports Illustrated.

Esto es lo que escribió:

"Así que no son solo las apuestas, la oportunidad de demostrar con dinero su suerte o lo que usted llama criterio, lo que atrae a la gente a las carreras de caballos. Es mucho más profundo que eso. Es una sublimación, una transferencia: el hombre, con su admiración por la velocidad y la fuerza, el poderío físico mucho más allá de lo que él mismo es capaz, proyecta su propio deseo de supremacía física, la victoria, en el agente: el equipo de béisbol o fútbol, el boxeador.

"Solo las carreras de caballos son más universales porque está ausente la brutalidad de la pelea, así como la atenuación del fútbol o el béisbol: el largo tiempo necesario para que se produzca el orgasmo de la victoria, donde en las carreras de caballos es una cuestión de minutos, nunca más de dos o tres, que se repiten seis u ocho o 10 veces en una tarde ".

Ganadores legendarios

En 1973, "Secretariat" ganó el Derby con un tiempo de un minuto, 59.4 segundos, un récord que se mantiene hasta el día de hoy. En comparación, la carrera del año pasado la ganó "Always Dreaming", junto al jockey John Velázquez, en un tiempo de dos minutos y 3.59 segundos.

"Secretariat", también conocido como "Big Red", se hizo con la Triple Corona en 1973, poniendo fin a una espera de 25 años.

En 2006, "Barbaro" hizo soñar al público con una victoria épica en el Derby seguida de una heroica lucha contra las lesiones. Después de convertirse en el sexto caballo en ganar el Derby con un récord invicto, "Barbaro" parecía estar en camino hacia la Triple Corona cuando todo se vino abajo en el Preakness Stakes, dos semanas después. El caballo se rompió la pierna poco después de la salida y fue sacrificado ocho meses después, incapaz de superar las complicaciones sufridas después del accidente.

Pero su lucha para superar la lesión desató una ola mundial de apoyo tanto el caballo y como a sus dueños. Sus cenizas están enterradas en Churchill Downs, y en 2009 se erigió una estatua de bronce del caballo en la pista de carreras.

En 2015, "American Pharoah" se convirtió en el primer caballo en ganar la codiciada Triple Corona desde que lo consiguió "Affirmed" en 1978. El caballo fue portada de Sports Illustrated y fue fotografiado por la revista de moda Vogue.

Los ricos y famosos

El Derby siempre ha sido un imán para los ricos y famosos, y algunas de las estrellas más importantes del deporte, la moda y Hollywood se mezclan con la realeza.

Entre los invitados anteriores que han acudido al Derby están la princesa Margarita, el boxeador Muhammad Ali, los presidentes estadounidenses Lyndon B. Johnson y Richard Nixon, las leyendas de Hollywood Lana Turner y Bing Crosby, la estrella de béisbol Babe Ruth y en los últimos años al cantante Justin Timberlake, el actor Jack Nicholson, la reina Isabel de Gran Bretaña y la estrella de la NFL, Eli Manning.

El favorito suele hacer honor a su condición

El año pasado, la victoria de "Always Dreaming" consumó el quinto triunfo consecutivo del caballo favorito, la racha más larga desde la década de 1890.

El Derby de este año parece más abierto, con "Justify", entrenado por el preparador de American Pharaoh, Bob Baffert, lidera las apuestas por delante de "Mendelssohn", entrenado por el irlandés Aidan O'Brien.

Ningún caballo europeo ha ganado nunca el Derby.