Activistas del Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres (Crédito: Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres).

Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Camilo. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) - Los primos del Lazarillo de Tormes han conseguido la cuadratura del círculo en el estado mexicano de Oaxaca.

Diecisiete candidatos municipales a los comicios del próximo 1 de julio en el sureño estado mexicano de Oaxaca, hombres todos, están acusados de hacerse pasar por miembros de la comunidad LGTB —maquillaje y disfraz incluidos—, para participar con todas las de la ley en las elecciones. Presuntamente pretendían cumplir las cuotas de paridad de género que estipula la ley.

El Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres, que hace la denuncia, explica que como la ley sostiene que cuando se postula una persona transgénero, transexual, intersexual, "la postulación de la candidatura corresponderá al género al que la persona se auto adscriba", estos 17 caballeros decidieron emular a Jack Lemon y Tony Curtis en Some Like It Hot, aquella comedia deliciosa que Billy Wilder dirigió en 1959 y que en Hispanoamérica se conoce como Algunos prefieren quemarse.

Menos mal que a ninguno le dio por "hacer de" Marilyn Monroe. Habría resultado dificilísimo porque todos optaron por los trajes típicos de Oaxaca.

El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca dice que va in vestigar las 'posibles simulaciones" de estos candidatos.

Los 17 primos mexicanos del Lazarillo de Tormes han orquestado una burla mayúscula contra la dignidad de los votantes.

Etellekt, una consultora especializada en riesgo y campañas electorales calcula que, desde septiembre de 2017, en México han sido asesinados 79 políticos.

Y ahí más: según la organización Asistencia Legal por los Derechos Humanos (ASILEGAL), México es el segundo país del mundo con más crímenes contra la comunidad gay: 202 asesinatos en dos años. Las víctimas son sobre todo mujeres trans. Son datos recogidos de enero de 2014 a diciembre de 2016. La cifra puede ser mayor. Los activistas pro derechos humanos dicen que el conteo de los cadáveres, algunos incluso con señales de tortura, se hace solo a través de lo que aparece en la prensa.

Qué triste que el Lazarillo, aquel personaje de la novela española del siglo XVI: amoral, inmoral, despiadado, pretencioso, capaz de venderse por un plato de lentejas, y mentiroso siempre, resucite una y otra vez. Como si nada y ahora …con faldas y a lo loco. Patético.

Los 17 primos mexicanos del Lazarillo de Tormes han orquestado una burla mayúscula contra la dignidad de los votantes".

Camilo Egaña