(CNN) - El presidente ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, admitió que haber contratado a Michael Cohen, el abogado personal del presidente Donald Trump, fue “un gran error”.

“No hay otra manera de decirlo; el haber contrado a Michael Cohen como un consultor político fue un gran error de AT&T”, dijo Stephenson en un mensaje este viernes.

AT&T le pagó a Cohen 600.000 dólares a través de un contrato que finalizó en diciembre de 2017.

Los pagos ahora están bajo escrutinio en parte porque Cohen está bajo una investigación federal.

Randall Stephenson, presidente ejecutivo de AT&T.

“Para ser claro, todo lo que hicimos fue hecho según la ley y fue completamente legítimo”, dijo en un memorando a sus empleados. “El hecho es que nuestra asociación pasada con Cohen fue un serio error de juicio".

“En este caso, el proceso de escrutinio de nuestro equipo en Washington claramente falló , y asumo la responsabilidad por eso”, dijo Stephenson, que anunció que Bob Quinn, uno de los ejecutivos involucrados en el acuerdo con Cohen “se retirará”.

Esta semana AT&T confirmó haber hecho pagos a Essential Consultants, una empresa de papel que creó Cohen antes de la elección presidencial para pagarle por su silencio a la actriz porno Stormy Daniels.

Según la compañía, el pago se hizo para que Essencial Consultants le diera “ideas sobre cómo entender la nueva administración”, la del presidente Donald Trump.

Los pagos fueron revelados en un documento publicado el martes por el abogado de Stormy Daniels, Michael Avenatti. En él aseguraba que AT&T le había pagado a esa compañía 200.000 dólares en cuatro pagos separados de 50.000 dólares entre finales de 2017 y principios de 2018.

AT&T disputó los tiempos y dijo que el contrato terminó en diciembre de 2017. Según la compañía, Cohen le proporcionó información sobre lo que hacía funcionar a Trump.

En ese momento, AT&T buscaba la aprobación del gobierno para la adquisición de Time Warner, la empresa matriz de CNN.

Después de un largo año de revisiones, el Departamento de Justicia pidió bloquear el acuerdo el pasado mes de noviembre, diciendo que podría violar las leyes antimonopolio al afectar la competencia y llevar a un aumento de los precios en los pagos de los clientes.

Los pagos a Cohen pararon en diciembre, según AT&T. En ese momento, las conferencias de estado previo al juicio para adquirir Time Warner estaban comenzando.

El juicio empezó en marzo y fue hasta finales de abril. Se espera que Leon comunique su decisión el 12 de junio, aunque ha dicho que podría ser antes.