(CNN Español) - Luego de dos semanas complejas en materia económica en Argentina, donde se sumó el pedido de ayuda financiera del gobierno al Fondo Monetario Internacional (FMI), el que fuera el primer ministro de Hacienda y Finanzas de Mauricio Macri habló sobre la coyuntura financiera que atraviesa el país con un dólar inestable.

Explicó por qué considera que “no es una buena noticia” tener que acudir al organismo multilateral y que “no hay ninguna condición objetiva para imaginar que Argentina estaba al borde del colapso”.

Durante su charla con Longobardi, afirmó que “el FMI había advertido sobre el atraso cambiario y la dependencia del crédito externo”. Asimismo, explicó que “la magnitud de los problemas del país requiere de un acuerdo político”.

A diferencia de lo que expresan desde el Gobierno, Prat-Gay cree que el principal problema del país no es el déficit fiscal sino el comercial. “Pasó algo que nos llevó a una situación de última instancia”.

Por último, expresó sus intenciones de ponerse “al servicio de ganar la provincia de Tucumán con Cambiemos” y espera que Mauricio Macri “gane la reelección de la mejor manera posible”.

Prat-Gay, que no pertenecía a ningún partido de la coalición de gobierno, llegó al ministerio de Hacienda y Finanzas con la asunción de Macri pero al año, el presidente le pidió la renuncia y desdobló el ministerio en dos carteras que en la actualidad dirigen Nicolás Dujovne y Luis Caputo. Desde entonces, el economista mantiene un bajo perfil.

"No hay ninguna condición objetiva para imaginar que Argentina estaba al borde del colapso".

FMI