(CNN) - El Senado vota este miércoles para revocar los cambios en las leyes de neutralidad de la red que fueron adoptadas recientemente por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) controlada por los republicanos.

La medida, que es respaldada por todos los 49 senadores demócratas y la republicana Susan Collins, de Maine, está lista para ser aprobada en el Senado y luego ser enviada a la Cámara, liderada por el partido republicano, donde probablemente no llegue a ninguna parte y es poco probable que el presidente Donald Trump la respalde.

La FCC liderada por los republicanos, votó en diciembre a favor de revocar las protecciones de la era Obama. Las reglas de neutralidad de la red, aprobadas por la misma organización dos años antes, prohibían que los proveedores de servicios de internet —como Comcast y Verizon— aumentaran o disminuyeran el tráfico de sitios web y aplicaciones específicas.

Los demócratas argumentan que las nuevas reglas de la FCC les da mucho poder a los proveedores de servicio de Internet, de quienes temen reduzcan la velocidad de algunos sitios web, mientras aumentan la velocidad de otros que pagan más.

“El Internet debe mantenerse libre y abierto como nuestras autopistas, accesible y asequible para cada estadounidense, sin importar su capacidad de pago”, dijo el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, en un comunicado anunciado que los demócratas forzarán el voto usando una petición de dispensa rara vez usada.

“La derogación de la neutralidad de la red no solo es un golpe para el consumidor promedio, sino que es un golpe para las escuelas públicas, los estadounidenses rurales, las comunidades de color y pequeños negocios. Un voto contra esta resolución será un voto para proteger a las grandes corporaciones e intereses especiales, dejando que el público estadounidense pague el precio”, agregó Schumer.

Aunque los demócratas reconocen que es poco probable que reviertan la legislación de la FCC, ven el problema como un deseo clave de política que energiza a sus votantes de base, una prioridad principal antes de las elecciones de mitad de período.

 

- Seth Fiegerman de CNN contribuyó con este reporte.