(CNN) - Cuando ves ataques racistas públicos subidos a las redes sociales, como el reciente en un restaurante de Nueva York, es fácil encogerse detrás de una pantalla o lanzar algunas palabras que condenen el hecho.

¿Y si esa escena se da justo frente a tus ojos? ¿Intervendrías si vieras a personas hostigadas o intimidadas por su raza o religión?

"No voy a decirle a nadie que no es arriesgado, pero no creo que permanecer en silencio vaya a generar algo mejor", dijo Lucy Duncan, quien dirige capacitaciones en intervenciones inmediatas para el American Friends Service Committee.

LEE: En Yale, Starbucks y en todos lados, ser negro en Estados Unidos es realmente muy difícil

"Si no intervienen, ese tipo de violencia o ese tipo de incidente se normaliza... es peligroso que la gente no haga algo", asevera.

Ahora bien, actuar es una decisión profundamente personal. Pero si lo haces, Duncan ofrece consejos sobre cómo mantenerse a salvo, qué no hacer y qué hacer después de que la situación haya terminado.

Hombre amenaza a empleados por hablar español: "Mi próxima llamada será a ICE"

El hombre de la imagen perdió los papeles porque unas personas hablaban en español en un restaurante de Nueva York.

¿Qué hacer?

Primero, los espectadores deben evaluar el riesgo al ver cuántas personas están cerca. Es bueno hacer contacto visual con los demás y evaluar si tendrías aliados si intervienes, dijo Duncan.

"Si estás en un espacio donde hay una respuesta masiva, eso lo hace más seguro", dijo.

Elogió a quienes estaban presentes en el Manhattan Fresh Kitchen que defendieron a los empleados y clientes latinos después de que un hombre reprendió a los hispanohablantes, sugiriendo que son indocumentados, y de exigirles "pago por sus beneficios".

"Hubo múltiples intervenciones", dijo Duncan. "El esposo de una de las mujeres hostigadas comenzó a grabarlo. Hubo un hombre que intervino calladamente con él, así como personas que intentaban intervenir más asertivamente", recordó.

Todo eso condujo a una respuesta efectiva antes de que el agresor se fuera. "Hubo un sentimiento general en el espacio de que lo que estaba haciendo estaba mal", dijo.

MIRA: "This is America", el videoclip de Childish Gambino del que todos hablan

Otros consejos para hacer frente a los acosadores racistas incluyen:

  • Mantener una distancia segura entre tú y el agresor.
  • Hacer contacto visual con la víctima para mostrar su apoyo, y preguntarle si le gustaría ir a otro lugar.
  • Llamar a la Policía si la víctima lo pide.
  • Grabar el evento si la víctima está de acuerdo.
  • Continuar con la víctima una vez que la situación haya acabado, por si necesita algo más.

¿Qué evitar?

Sí, existen riesgos al intervenir. El ejemplo reciente más trágico se produjo el año pasado, cuando dos buenos samaritanos murieron mientras defendían a dos adolescentes musulmanes que fueron atacados en un tren de Portland.

Cuando un trío de desconocidos trató de calmar al sospechoso, los tres fueron apuñalados.

Pudo ser imposible para esos hombres haber predicho que el agresor trataría de matarlos, dijo Andrew J. Scott, un jefe de Policía retirado y presidente de AJS Consulting.

LEE: ¿Racismo en Yale? No sería la primera vez que esta estudiante blanca llama a la policía por una persona negra

"En esta sociedad nos criamos para evitar que los agresores tengan un comportamiento racista e intervenir verbalmente", dijo Scott. "Los acosadores  tienden a echarse atrás cuando son cuestionados verbalmente", agregó.

Pero el incidente de Portland fue algo inusual. En ese caso, el asaltante parecía ser "un sociópata o un psicópata y no es lo común", dijo Scott.

Indicó que es importante evaluar cuán peligroso podría ser el instigador y cuál es su entorno. Por ejemplo:

  • ¿El perpetrador es mucho más alto que tú?
  • ¿Parece haber consumido drogas, alcohol o ser mentalmente inestable?
  • Si la situación se agrava, ¿hay una ruta de escape fácil o estás atrapado en un área cerrada?

Duncan sugiere no llamar a la Policía para casos de acoso, salvo que la víctima lo solicite. Ello podría empeorar la situación de la víctima. Agregó que en algunos casos, como el del Starbucks de Filadelfia el mes pasado, los que son maltratados en realidad terminan siendo arrestados.

Entonces, ¿qué pasa si estás demasiado nervioso o temes hablar? El grupo de Duncan sugiere acercarse a la persona que está siendo hostigada para que puedas comunicar su apoyo.

MIRA: Ley de discriminación laboral, ¿están cubiertos los empleados gays?

Pero hagas lo que hagas, dijo Duncan, haz algo, no ignores el problema.

"El peligro es que si no hablamos entre todos, la cantidad de personas agredidas va a aumentar", dijo. "Y tú también puedes ser uno de ellos", recordó.