No es cosa de mujeres

"A mí me parece formidable que las mujeres digan lo que necesiten decir, lo que crean pertinente aunque entre ellas salten las chispas, pero que no se diga que es entre ellas porque el origen de ese debate pasa por cada uno de los hombres que en el mundo han sido. Negarlo, tampoco, es cosa de hombres".