Los cuerpos hallados en fosas en Malasia son de inmigrantes

(CNN)– Las autoridades de Malasia confirmaron que las 139 fosas comunes y 28 campamentos abandonados descubiertos cerca de la frontera con Tailandia están relacionados con la trata de personas.

El inspector general de la Policía, Khalid Abu Bakar, dijo que los policías y los guardias fronterizos de Malasia, encontraron las fosas, que contenían cadáveres descompuestos, al nivel que solo quedaron la piel y los huesos. Se cree que el lugar fue abandonado unas dos semanas antes.

Las cercas y puestos de vigilancia indican que en los campamentos permanecían inmigrantes cautivos, dijo.

"Algunos de los campos mostraron que se han ocupado desde 2013, y los últimos dos campamentos fueron abandonados hace dos o tres semanas", dijo Khalid a Bernama, la agencia estatal de noticias de Malasia.

"La policía no puede confirmar si todas las tumbas contienen restos humanos mientras las excavaciones no terminen", dijo.

Agregó que los restos serán analizados para determinar las causas de la muerte antes de ser enterrados.

Crisis en toda la región

Según la Organización Internacional para las Migraciones, se estima que 25.000 inmigrantes de Bangladesh y Myanmar principalmente, se embarcaron en los tres primeros meses de 2015, con la esperanza de establecerse en otros lugares en la región.

En las últimas semanas, cientos de ellos llegaron a Malasia y a la provincia indonesia de Aceh, después de hacer el arriesgado viaje a través del mar de Andaman.

La mayoría de ellos son rohingya, una minoría musulmana que huye de la persecución en Myanmar, y migrantes económicos procedentes de Bangladesh.

La policía de Tailandia había reportado el hallazgo de fosas y campamentos de trata de personas en su lado de la frontera en las últimas semanas, lo que provocó la persecución del tráfico de personas por parte de las autoridades.

Pero esto ha intensificado la crisis en el mar. Los barcos que llevan a los migrantes de Myanmar y Bangladesh han optado por permanecer lejos de la orilla, profundizando la difícil situación de las personas hacinadas a bordo, que a menudo carecen de alimentos y agua potable.

Líder de Bangladesh pide castigo para los migrantes

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, dijo el domingo que los que tratan de abandonar el país en una "manera ilegal" deben ser castigados junto con los traficantes de personas que facilitan su escape.

"Además de contra los intermediarios, el castigo tendrá que ser en contra de aquellos que se están moviendo desde el país de manera ilegal", dijo Sheikh Hasina a funcionarios de alto rango, según reportaron medios estatales. "Están manchando la imagen del país y empujando su vida al peligro."

Australia regresa barcos

Mediante una operación conjunta de Australia y Vietnam, 46 vietnamitas fueron repatriados el mes pasado, dijo el general Andrew Bottrell, comandante de la Operación Fronteras Soberanas, en un audiencia en el Senado el lunes.

Después de pasar alrededor de un mes en el mar, los migrantes fueron entrevistados a bordo, entre 40 minutos y dos horas. Las autoridades de inmigración dijeron a la misma audiencia del Senado que ninguno de los solicitantes de asilo reunía los criterios de Australia para el estatuto de refugiado.

El ministro de Inmigración, Peter Dutton, dijo en un comunicado que la operación mostró que la estrategia de Australia para frenar la inmigración ilegal estaba funcionando.

La medida fue criticada por la comunidad vietnamita en Australia, que acusó al país de repatriar a personas vulnerables a la persecución, informó el diario The Australian.

Kocha Olarn, Chieu Luu y  Thasha Jayamanogaran contribuyeron con este reporte