Ataque terrorista en Parlamento británico deja cuatro muertos

(CNN) - Cinco personas murieron y 40 resultaron heridas cuando un atacante estrelló un coche contra las multitudes en el centro de Londres antes de intentar asaltar el Parlamento en lo que la policía cree que fue un acto de terrorismo de inspiración islamista.

La policía indicó que conocía la identidad del agresor, que apuñaló fatalmente al oficial de policía Keith Palmer. Los agentes armados dispararon al atacante, que resultó muerto.

Fue el primer ataque terrorista en Gran Bretaña desde 2005, cuando 52 personas y cuatro atacantes murieron en los ataques del 7 de julio en el sistema de transporte público de Londres. El uso de un vehículo como arma de terror hizo eco de los métodos utilizados el pasado año por los atacantes en Niza y Berlín. El ataque coincidió con el primer aniversario de los atentados en Bruselas.

La primera ministra Theresa May describió el ataque como "enfermo y depravado".

Mark Rowley, el oficial de más alto rango de la Policía Antiterrorista británica, dijo a la prensa el miércoles que las autoridades creen que conocen la identidad del atacante, pero no la dio a conocer, y asumen que el incidente está "relacionado con el terrorismo islamista".

Caos en Westminster

El Parlamento estuvo bloqueado durante varias horas y los legisladores se vieron obligados a permanecer en la Cámara de los Comunes, mientras los agentes se desplegaban en el exterior. Cuando ocurrió el incidente, a las 14:40 horas, el Parlamento estaba en sesión y el área alrededor de Westminster estaba repleta de gente.

"El coche se estrelló cerca del Parlamento y al menos un hombre, armado con un cuchillo, continuó el ataque, tratando de entrar en el Parlamento", dijo Rowley.

La policía bloqueó la zona de Westminster, asegurando las calles, los edificios del Parlamento y la estación de metro de Westminster. La zona de seguridad pronto se expandió a la mayor parte del centro de Londres, incluyendo el London Eye, que fue detenido durante horas con gente todavía en la noria.

En medio del caos, una mujer fue retirada del río Támesis con vida, pero con heridas graves.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo: "Mi corazón está con aquellos que han perdido a sus seres queridos y con todos los que han sido afectados".

Anunció el despliegue de agentes armados adicionales en las calles de la capital británica. "Estamos juntos enfrentando a aquellos que tratan de hacernos daño y destruir nuestra forma de vida", agregó. "Los londinenses no serán intimidados por el terrorismo".

Esto es lo último que sabemos sobre el ataque: