El hombre más poderoso del mundo está en China

Nota del editor: Sebastián Riomalo es un analista experto en China, Asia Oriental y economía del desarrollo. Actualmente trabaja en temas de política pública ante el Departamento Nacional de Planeación de Colombia. Antes, trabajó como catedrático de la Universidad de los Andes (Colombia) y como analista económico para el Fondo de Población de las Naciones Unidas en Beijing. Es economista y abogado, tiene una Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Pekín y otra en Administración Pública y Gobierno del London School of Economics. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

A diferencia de los anteriores presidentes de Estados Unidos, Donald Trump no es el hombre más poderoso del planeta. Y no es porque Estados Unidos haya dejado de ser una superpotencia que abruma con su supremacía en lo militar y económico. No. Tiene que ver, en parte, con el débil control que tiene el señor Trump sobre ese formidable caballo de guerra que le prestaron por cuatro años. Pero también con el casi absoluto dominio que tiene Xi Jinping –el máximo líder chino– sobre el caballo que está entrenando al otro lado del Pacífico.

Sigue leyendo

Entre estos candidatos, ¿quién merece ser "persona del año" de la revista TIME?

Donald Trump, Kim Jong Un, Xi Jinping, Mohammed bin Salman, Robert Mueller, Colin Kaepernick, Patty Jenkins, Jeff Bezos, el movimiento #MeToo y los "dreamers" conforman la lista de diez preseleccionados de la revista TIME para ser nombrados como la personalidad del año.

¿Qué significa el poder de Xi Jinping para la relación China-EE.UU?

Nota del editor: Paul Haenle es el director del Centro Carnegie-Tsinghua con sede en Beijing. Las opiniones de este artículo son propias del autor.

(CNN) - El Partido Comunista Chino concluyó su XIX Congreso Nacional esta semana, donde enmendó su constitución, estableció prioridades políticas y seleccionó nuevos miembros para servir en la cúpula de líderes, otorgándole al presidente chino Xi Jinping un poder político que no se había visto desde que Mao Zedong estaba a cargo del país. Sigue leyendo

China llama a la calma después de que EE.UU. enviara un portaaviones a la Península de Corea

(CNN) - China pidió una resolución "pacífica" de las tensiones en la Península Coreana este miércoles, mientras un grupo de ataque de Estados Unidos se mueve hacia la región.

El presidente de China, Xi Jinping, discutió la situación en Corea del Norte y Siria con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una llamada telefónica el miércoles, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de China. Sigue leyendo

Donald Trump y Xi Jinping se reunirán el 6 y 7 de abril en Florida

(CNN) - El presidente de China, Xi Jinping, se reunirá con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su residencia de Mar-a-Lago en Florida el 6 y 7 de abril, según el Ministerio de Asuntos Exteriores de China.

Sería el primer encuentro entre los dos hombres, en lo que muchos sostienen es la relación bilateral más importante del mundo, y llega en medio de crecientes tensiones en Asia.

Trump dijo en las últimas semanas que Corea del Norte es uno de los mayores desafíos de seguridad que enfrenta como presidente y ha pedido a China frenar a Pyongyang, que según funcionarios estadounidenses está preparando otra prueba nuclear.

Las disputas territoriales en el Mar del Sur de China y la continua construcción de islas artificiales por parte de Beijing también podrían estar en la agenda, así como la relación comercial entre los dos países.

Xi visitará Florida después de un viaje a Finlandia, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Ataques campaña

A pesar de los ataques de Trump durante la campaña electoral, acusando a China de "expoliar" la economía de Estados Unidos y robar millones de empleos estadounidenses, entre otras cosas, su gobierno ha adoptado un enfoque relativamente de no intervención en el tratamiento hacia Beijing hasta ahora.

Trump no ha cumplido con sus promesas de campaña de etiquetar a China como "manipulador de divisas" en el primer día de su mandato o de imponer aranceles altos sobre todas las importaciones chinas.

También dio su apoyo a la política de "una sola China", que ha dominado las frágiles relaciones entre Estados Unidos, China y Taiwán durante décadas, aunque previamente había cuestionado su legitimidad.