Trump, en su propio laberinto

En la ceremonia de grado de la Guardia Costera el presidente Trump se quejó del trato que él ha recibido y les dijo a los nuevos oficiales que no se dejaran intimidar por los demás. Es hasta ahora la única declaración después del escándalo desatado por una conversación que habría tenido con James Comey. Ione Molinares con las reacciones desde la Casa Blanca.