En 2018 podría revertirse todo lo negociado entre México y EE.UU.

Durante los primeros seis meses de la presidencia de Donald Trump las relaciones bilaterales con su vecino México han sido de vértigo, desde la insistencia de que México pague el muro fronterizo hasta la renegociación del TLCAN. Y las elecciones al Congreso en EE.UU. y las presidenciales en México podrían echar por tierra lo negociado hasta ahora.