Crisis política en Brasil está muy lejos de terminar

Dilma Rousseff insiste en haber sido víctima de un golpe de Estado, mientras tanto Michel Temer enfrenta baja popularidad y la crítica internacional. Ambos tienen un juicio pendiente por supuesta financiación ilegal en la campaña de 2014.