#LaCifraDelDía: 3

Tres segundos es el tiempo perfecto para sumergir una galleta Oreo en leche y que al sacarla no haya perdido su textura.