Princesa de Japón renuncia a la realeza por amor

La princesa de 25 años de edad, nieta del emperador Akihito, se comprometerá con Kei Komuro, también de 25 años, quien trabaja para un bufete de abogados. La ley imperial de Japón establece que para casarse con un plebeyo, una princesa debe salir de la familia imperial.