Un nutriente clave en las primeras horas de vida: el cariño

El calor humano, la caricia, el abrazo en los recién nacidos tienen un impacto profundo y transformador que es lo que diariamente voluntarios ofrecen a bebés recién nacidos. Le llaman una nutrición afectiva.